miércoles, 2 de septiembre de 2015

El Reparto de los Cuidados... Consejos para Evitar Conflictos Familiares (I)


Hola a todos/as otra vez¡

Retomamos de nuevo la andadura en el Blog, con una entrada llena de consejos y recomendaciones, para intentar prevenir y/o evitar los conflictos familiares...
  1. Cuando se trata de hacer un reparto de los cuidados en el momento que se conoce el diagnóstico.
  2. O bien, cuando el cuidador principal ya lleva tiempo ejerciendo esta labor, y solicita desesperadamente ayuda al resto de miembros de la familia, porque está sobrecargado y no puede más.
Como ya hemos hablado muchas veces, cuidar a una persona en situación de dependencia conlleva, una serie de cambios, tanto personales como familiares, en diferentes ámbitos de la vida diaria... laborales, de organización doméstica, sociales, económicos, emocionales…

Estos cambios, pueden ser positivos...
  • Cuando el reparto de responsabilidades está claro.
  • Existe una buena organización y disposición a la hora de ayudar por parte de todos.
  • Las personas implicadas en los cuidados son pocas.
  • El cuidador/a principal está claro desde un principio (por ejemplo, padres de hijos/as con algún tipo de discapacidad, enfermedad grave de un progenitor cuando solo hay un hijo/a, o cónyuge que asume los cuidados…)
Pero, en otros casos, la correcta adaptación a esta nueva situación se puede complicar, haciendo temblar los cimientos de la familia más estable y ocasionar, la aparición de conflictos que terminan por desgastar y romper los lazos de unión que hasta ese momento existían.

Estos conflictos, pueden venir derivados por las siguientes razones
  • No existe unidad, a la hora de decidir, quién se encargará de los cuidados y en qué términos se van a desarrollar los mismos.
  • Falta de apoyo o desentendimiento total por parte de algunos miembros de la familia.
  • Negativa a la hora de buscar otro tipo de ayudas, servicios o recursos fuera del círculo familiar.
  • Reparto desigual de las tareas y cuidados.
  • Falta de comunicación y entendimiento entre los miembros implicados.
  • Carencia total de empatía y de respeto de las opiniones y/o razones del otro.
  • Dar por supuesto, que un miembro concreto de la familia será el cuidador principal, porque se dan determinadas circunstancias (convive con la persona en situación de dependencia, cercanía al domicilio, no tiene cargas familiares, es mujer, carece de empleo…) .
  • Existencia de otros problemas o disputas que nada tienen que ver con los cuidados, pero que afectan a las relaciones entre los familiares.
  • No expresión, por parte del cuidador principal, de la necesidad de ayuda de sus familiares y/o dejadez por parte de estos al entender que no la necesita.
Como veis, las causas o razones por las que aparecen estos conflictos son abundantes y variadas, pero, en la mayoría de las ocasiones, según mi experiencia personal y profesional, existe un elemento común que se repite en todas… la falta de Comunicacióndirecta, sincera, clara, objetiva y libre de reproches…. Cuanto nos cuesta a veces, hablar cara a cara, con las personas que tenemos más cerca y con las que debería haber más confianza.. y cuanto nos cuesta, tratar temas concretos, sin irnos por las ramas recordando viejas rencillas del pasado¡

Estoy totalmente convencida, de que la mayoría de los problemas que surgen entre las personas, no se darían y no llegarían a los extremos que llegan, si nos sentáramos más a conversar, exponiendo opiniones, dudas, anhelos, preguntas, miedos, preocupaciones y aprendiendo también a escuchar y ponernos en el lugar del otro/a para intentar entenderlo… Ojo!, no quiero decir que solo con hablar ya se arregle todo, sino que, muchas veces, el no hacerlo, hace que el motivo o la causa que da lugar al conflicto, se haga crónica, y de paso a situaciones irreconciliables y/o actitudes radicales y dañinas para todos/as.

En el tema que nos ocupa, que es, el de tener que cuidar a una persona en situación de dependencia, una correcta Comunicación debería girar en torno a:
  • Determinar Quién va a participar en los Cuidados y Cómo…
¿Quién va a ser el Cuidador Principal?, ¿Quiénes pueden o no colaborar o ayudar en las tareas? , ¿Cómo se van a implicar en los cuidados?, ¿Qué Días?, ¿Para qué actividades?, ¿Cuántas Horas?, ¿Si no pueden colaborar en persona, están dispuestos a aportar dinero si fuera necesario?, ¿Cuánto dinero podrían aportar para utilizar un servicio o recurso privado?...
  • Determinar Cómo y en qué Términos se van a llevar a cabo los Cuidados…
¿Va a permanecer la persona en el domicilio?, ¿Se va a trasladar a otro?, ¿Existe la posibilidad de que pase temporadas en diferentes casas y con distintos cuidadores?, ¿Se pueden llevar a cabo los cuidados en el entorno familiar o hay que recurrir a una residencia?, ¿Existe la posibilidad de complementar los cuidados familiares con un centro de día o servicio de ayuda a domicilio?, ¿Será necesaria la adaptación de la vivienda o la adquisición de ayudas técnicas?, ¿Será necesario aportar dinero para los gastos mensuales del familiar?...

Como veis, son muchas las preguntas que hay que hacerse y muchas las cuestiones a tratar, tanto al principio, como durante el tiempo que duren los cuidados… lo ideal para plantearlas, será la realización de Reuniones Familiares, a las que asistan, los miembros directamente implicados en los cuidados, y en las que, el objetivo principal, sea el de llegar a un Entendimiento Común, en beneficio de la persona que necesita ayuda y atenciones.

A continuación, os dejo una serie de Pautas para organizar de manera efectiva dichos encuentros y que, entre todos, se puedan sentar las bases de un Plan de Ayuda conjunto
  1. Describir y Poner en Conocimiento la Situación… en este momento, los miembros que conviven o que habitualmente acompañan al médico a la persona que necesita los cuidados, deberán explicar a los demás, la realidad de las circunstancias actuales… diagnóstico, pronóstico, tratamiento, cuidados necesarios, secuelas, síntomas, evolución de la enfermedad, gastos sanitarios o de otra índole necesarios… cualquier tipo de información que sirva para comprender el presente y el futuro desarrollo de la enfermedad o situación, que da lugar a la necesidad de los cuidados. En el caso de que ya exista un cuidador/a principal, y lo que necesite es pedir ayuda a sus familiares, deberá exponer su día a día con todo lujo de detalles, para que los demás, puedan llegar a entender el porqué de la llamada de auxilio… en qué le ha afectado ser el cuidador/a habitual, que ha dejado de hacer por no tener tiempo, aspectos de su vida que ha desatendido, horarios de las tareas, problemas de salud que arrastra…
  2. Definir el “Problema” o las Necesidades que hay que Cubrir… Una vez que todo el mundo está informado de la situación, será necesario determinar cuáles son los pasos más urgentes que hay que dar, y cuáles son los aspectos prioritarios que hay que atender… esto, va a depender, del grado de dependencia y/o discapacidad de la persona y sus circunstancias personales, económicas, médicas, laborales… es decir... las necesidades no serán las mismas, en una persona mayor a la que se le ha diagnosticado algún tipo de demencia, en la que se tiene un cierto margen de tiempo de cara a tomar decisiones, que en una persona joven que ha tenido un accidente o ha sufrido un ictus y su realidad cambia radicalmente de la noche a la mañana… en todo caso, se trata de tener clara determinada información… qué cuidados necesitará según el diagnóstico dado, qué tipo de tratamientos, revisiones médicas, ayudas técnicas, centros especializados, medicamentos, si su vivienda está adaptada para que se puedan prestar los cuidados, si va a necesitar terapias específicas…
  3. Enumerar las Opciones y/o Posibles Soluciones… es decir, cada miembro de la familia expondrá su opinión concretando, en qué grado está dispuesto a involucrarse y de qué manera… también se hablará de los posibles recursos externos que se podrían utilizar (residencia, centros de día, ayuda a domicilio…)… pueden ir surgiendo varias ideas... algunos, por determinadas circunstancias no podrán  ayudar con tiempo pero si están dispuestas a aportar dinero si hay que pagar algo, otras se prestarán para determinadas tareas en concreto según sus horarios y posibilidades (acompañar al médico, encargarse de la compra, solicitar información sobre posibles recursos…), quizás en este momento ya exista una persona que se ofrezca a ser el cuidador/a principal o a cuidar a la persona en su domicilio durante un tiempo determinado… lo importante es que, vayan saliendo alternativas que posibiliten, tener un abanico amplio de opciones a las que echar mano a la hora de organizarse.
  4. Intentar llegar a algún Tipo de Consenso… Este último paso, será el más complicado y donde a menudo, suelen surgir discusiones y disputas debido a que, además de salir a la luz sentimientos y preocupaciones derivadas de la situación de vuestro familiar, suelen aparecer otras, fruto de vivencias del pasado, que no se resolvieron de manera positiva... Os daréis cuenta también de que hay determinadas circunstancias, que no van a depender de vosotros/as, sino aspectos externos como la evolución de la enfermedad, la existencia o no de recursos de ayuda, las circunstancias personales de cada familiar… Quizás sean necesarios varios encuentros, para que todos puedan reflexionar y tomar decisiones en consecuencia…Puede que existan varias opciones de organización y sea necesaria una votación para elegir entre las diferentes alternativas o pedir opinión, si es posible, a la persona a la que vais a cuidar… sea como sea y pase lo que pase, lo realmente importante es que, al final de cada una de las reuniones familiares que se lleven a cabo, se llegue a alguna conclusión o se de solución a alguno de los problemas detectados… 
Esto es todo por hoy...

Otra novedad de esta "temporada" en el Blog, es que... he decidido dividir en dos partes, las entradas que sean demasiado largas... así... os será mucho más llevadera y descansada la lectura, evitaremos abandonos por agotamiento mental y os mantendré enganchados hasta la siguiente publicación.... además, en esta ocasión, no tendréis que esperar hasta el próximo miércoles para verla, sino que mañana mismo, a las 9 en punto, estará publicada sin falta¡¡¡

Hasta Mañana¡

 

4 comentarios :

  1. Hola Eva!! Reflexionas sobre temas muy cotidianos y necesarios y ofreces pautas muy prácticas . Muchas gracias ! Pendiente de la nueva temporada. Saludos 😊😊😊

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu apoyo Merce! Se que eres una fiel seguidora desde el principio y espero que los temas elegidos sigan siendo de tu agrado¡¡ Un Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu aportación. Son circunstancias que te encuentras todos los días concretamente ts en domicilios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por el comentario! Un Saludo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>