miércoles, 15 de julio de 2015

Disfagia... Información y Consejos para el Cuidador/a

 

Hola a todos/as¡¡

Hace unos días acudí a una charla en AODEM (Asociación Orensana de Esclerosis Múltiple, ELA, Párkinson y otras Enfermedades Neurodegenerativas) sobre "Deglución y Disfagia en la Enfermedad de Párkinson"

Esta charla, la daba una enfermera de la Federación Española de Párkinson, y forma parte de las muchas que desarrollan dentro de su “Programa Contigo: Apoyo Integral en Párkinson", en asociaciones de toda España… si tenéis posibilidad de acudir a una de ellas os las recomiendo, ya que, aprenderéis mucho sobre la enfermedad, podéis consultar vuestras dudas y además, es una excusa perfecta para salir y hacer nuevas amistades con otros cuidadores.

Os dejo el teléfono y el email que la Federación ha habilitado para responder a cualquier pregunta que queráis hacerle sobre esta patología…
Teléfono 902 113 942
 
Escribir este Blog me ha “obligado” a leer y formarme sobre muchos aspectos que desconocía y como no podría ser de otra manera, he decidido hacer una entrada sobre este tema para compartir lo aprendido con todos vosotros.

La Disfagia es una alteración que no solo aparece en el Párkinson, sino en muchas otras enfermedades, por lo que, los consejos y recomendaciones que aparecerán en el post, os serán de utilidad a muchos…

Comenzamos…

¿QUÉ ES?
 
La deglución, es un proceso complejo, que no solo incluye el propio acto de tragar, sino que, empieza desde la masticación y termina cuando el bolo alimenticio ha llegado al estómago.
 
Este proceso se divide en 4 fases, de las cuales las dos primeras son voluntarias (conscientes por parte de la persona) y las dos últimas involuntarias (actos reflejos que nuestro cuerpo realiza de manera automática)…
  1. Fase Preparatoria Oral: incluye masticación y manipulación oral del bolo (alimento+saliva).
  2. Fase Oral: incluye el desplazamiento y la propulsión del bolo hacia la parte inferior de la cavidad oral.
  3. Fase faríngea: el bolo pasa de la faringe al esófago. Se produce el cierre de la epiglotis para evitar que el alimento pase a la tráquea y haya atragantamientos.
  4. Fase esofágica: incluye el paso del bolo alimenticio a través del esófago hacia el estómago.
En la garganta, el conducto que proviene de la boca y la nariz se divide en dos. Uno se dirige a la zona respiratoria a través de la laringe y otro, a la zona digestiva hacia el esófago y el estómago.
 
En el punto de separación entre ambos canales hay un mecanismo en el que se encuentra la epiglotis, que se encuentra abierta por defecto (para facilitar la entrada y salida del aire en la respiración) y que tapa de manera automática el conducto respiratorio cuando algo que no es aire pasa por allí (comida, bebida, saliva…).
 
Cuando las personas sufren determinadas enfermedades de carácter neurológico y/o muscular, este proceso se vuelve algo más complicado, debido a los propios síntomas de las patologías...
  • Exceso o falta de saliva.
  • Dificultades a la hora de masticar los alimentos.
  • Dificultad y/o imposibilidad de manejar los utensilios de cocina.
  • Efectos adversos de la medicación (vómitos, pérdida de apetito…).
  • Pérdida de fuerza o rigidez de los músculos que forman parte del proceso de deglución.
  • Disminución de la velocidad de los movimientos.
Es en estos casos, es cuando aparece la Disfagia, que coloquialmente puede definirse como la “dificultad para tragar” pero, en realidad, es una alteración mucho más compleja, cuya consecuencia principal es la dificultad o imposibilidad en la preparación oral del bolo alimenticio y/o en el desplazamiento de alimentos y líquidos desde la boca hasta el estómago.

¿A QUIÉN AFECTA?

Es una alteración muy frecuente no solo en el Párkinson, sino también, en otras enfermedades neurodegenerativas, daño cerebral adquirido, enfermedades neuromusculares, parálisis cerebral infantil, malformaciones congénitas y/o determinados tipos de tumores, traumatismos, enfermedades metabólicas con afectación neurológica…

SÍNTOMAS

Hay muchos signos y síntomas diferentes asociados con la Disfagia y a los que el Cuidador debe prestar mucha atención, para evitar complicaciones e intentar ponerle remedio cuanto antes…
  • Voz anormalmente ronca.
  • Necesidad de aclararse la garganta a menudo.
  • Cansancio y pérdida de peso sin explicación.
  • Molestias o dolor al tragar.
  • Expulsión de los alimentos en la boca o rechazo con la lengua.
  • Incapacidad de mantener los labios juntos.
  • Presencia de residuos de alimento en la boca o lengua.
  • Sensación de atasco en la garganta y necesidad de tragar repetidas veces.
  • Atragantamiento y Carraspeo continuo o frecuente.
  • Necesidad de fragmentar el bolo y de tragarlo en varios intentos.
  • Tos, Arcadas o náuseas.
  • Regurgitación nasal de la comida.
  • Babeo y/o dificultad para el control de la saliva.
  • Empleo de excesivo tiempo para comer.
  • Signos de desnutrición y deshidratación.
  • Picos febriles sin causa conocida.
  • Infecciones respiratorias de repetición.
COMPLICACIONES

1) Relacionadas con la Eficacia de la Hidratación y la Nutrición
  • Dificultad en la cicatrización de heridas.
  • Debilitamiento del sistema inmunológico.
  • Aparición de infecciones continuadas.
  • Riesgo de malnutrición y/o deshidratación.
2) Relacionadas con la Seguridad…
  • Temor a comer o beber.
  • Obstrucción accidental de las vías respiratorias.
  • Aspiración de alimentos o líquidos a las vías respiratorias.
  • Infección grave (Neumonía).
RECOMENDACIONES
  1. La dieta de la persona con Disfagia, debe ser individualizada y elaborada por un equipo especializado, que os ayudará a saber en qué grado/momento se produce el atragantamiento y conocer qué alimentos y en qué textura,volumen y temperatura se deben preparar.
  2. Para adaptar y/o modificar la viscosidad y consistencia de los alimentos se podrán utilizar espesantes naturales (maicena o harina) u otros productos comerciales para los líquidos (caldos, salsas...) y triturados o purés en los sólidos (verduras, filetes, pescado...) según las necesidades y gustos de vuestro familiar.   
  3. En el caso de las bebidas, se pueden sustituir si es necesario, por productos elaborados o caseros de consistencia gelatinosa (por ejemplo el Agua Gelificada).
  4. Debéis evitar la mezcla de texturas en lo que se refiere a los alimentos... por ejemplo sopa con fideos, yogur con trozos de pan o frutas... ya que puede provocar confusión a la hora de tragar y producirse atragantamientos.
  5. Evitar aquellos alimentos que cuando se mastican generan líquido... naranja, mandarina, sandía...
  6. Crear un ambiente relajado y tranquilo a la hora de comer, buscando siempre el momento adecuado para ambos, sobre todo, si tenéis que darle la comida vosotros/as... sin prisas, distracciones y dejando que vaya a su ritmo, aunque le lleve más tiempo de lo normal.
  7. Comer sentado, de manera erguida y con los hombros y la espalda rectos.
  8. Meter poca comida en la boca cada vez y siempre cuando el anterior bocado ya se haya tragado...
  9. Masticar bien los alimentos (15/20 veces).
  10. Utilizar utensilios para la comida adaptados a sus necesidades y colocarlos de manera que, si come solo/a, le sean fáciles de localizar y  utilizar.  
  11. Servir la comida en platos y porciones pequeñas para no crear ansiedad o agobio por terminar.
  12. Prestar atención a la hora de tomar los medicamentos... si tiene que tomar alguna pastilla, es preferible triturarla y mezclarla en alguna comida, antes que utilizar agua u otro líquido para ingerirlas.
  13. Nunca dar de comer tumbado o de pie, ya que el riesgo de disfagia y atragantamiento será mayor.
  14. Mejor los alimentos triturados y semisólidos que los líquidos o picados...para facilitar una menor masticación y fuerza para tragar.
  15. Cuidar la presentación, color y olor de los platos... la dieta debe estar basada, además de en sus necesidades, en sus gustos personales... así, estimularemos su apetito y la salivación antes de comer.
  16. Comenzar la ingesta con un sorbo de agua fría ayudará a estimular los músculos y el reflejo de la deglución.
  17. Nunca dejéis solo/a a vuestro familiar si tiene este tipo de problemas.
  18. Evitar los alimentos pegajosos (arroz, plátano, verduras crudas…), secos o que puedan causar irritación (pan seco, aperitivos crujientes...)
  19. Evitar los condimentos fuertes en la preparación de las comidas.
  20. Mantener la rutina de tomar 5 o 6 comidas y beber suficiente líquidos durante el día(6/8 vasos).
  21. Es aconsejable que la persona permanezca si es posible de pie o en posición erguida (si está encamado/a) durante al menos 20 minutos al terminar de comer y que pase una hora como mínimo antes de acostarse por la noche o dormir la siesta.
  22. Consultar cada cierto tiempo con vuestro personal médico si ha habido alguna variación en el grado de disfagia, la adaptación a la dieta y el estado nutricional de vuestro familiar.

PROFESIONALES DE AYUDA

Cuando tengáis la mínima sospecha de que vuestro familiar comienza a tener problemas a la hora de masticar o tragar la comida, es muy importante que acudáis a vuestro personal médico de referencia y no actuéis por vuestra cuenta... cada caso es específico, y además, está en juego no solo la seguridad de la persona a la que cuidáis, sino también su estado nutricional. Estos son algunos de los profesionales que os pueden ayudar en relación a este tipo de problemas...

Médico de Cabecera... evaluará la capacidad o no de vuestro familiar a la hora de tragar, lo/a derivará a un especialista para hacer más pruebas y determinar el momento y causa de la Disfagia y podrá recetaros o informaros sobre productos específicos para este tipo de problemas 

Logopeda... solemos relacionar a este tipo de profesionales con problemas en el habla pero también pueden ayudaros en relación a la  Disfagia ya que, en el proceso de la deglución, participan una gran cantidad de músculos, muchos de ellos, son los mismos que utilizamos a la hora de hablar. El logopeda podrá enseñar a vuestro familiar ejercicios para fortalecer la musculatura de la mandíbula y la garganta, ejercicios de respiración y consejos sobre la consistencia adecuada de los alimentos y bebidas...

Fisioterapeuta... os enseñará las posturas correctas a la hora de comer, ejercicios para facilitar la disfagia, técnicas de estimulación y reeducación...

Nutricionista... como decíamos antes, la dieta de la persona con problemas de Disfagia debe ser individualizada y adaptada de manera profesional a sus gustos y necesidades.... un experto en nutrición puede aconsejaros sobre que alimentos son más fáciles de deglutir y cuales no son recomendables, sobre como preparar la comida para que resulte más apetecible y sea equilibrada, sobre cuáles son los productos que existen en el mercado para variar la consistencia de los alimentos o formas caseras de hacerlos....

GUÍAS DE APOYO

A continuación, os dejo una serie de publicaciones para que podáis ampliar un poco más la información que os he dado...

"Manual de Alimentación del Paciente Neurológico" 
SEDENE (Sociedad Española de Enfermería Neurológica)
 
"Consejos sobre Alimentación para Pacientes con Enfermedad de Párkinson" 
Unidad de Párkinson Centro Médico Teknon

"Daño Cerebral Adquirido: Guía de Nutrición para Personas con Disfagia" 
IMSERSO


  
Hasta aquí la entrada de hoy…

Recordad que la información que yo os doy aquí es orientativa.... tanto en los centros de salud como en las diferentes asociaciones de ayuda que existen, cuentan con profesionales especializados en estos temas, que estarán encantados de atenderos y aclarar todas vuestras dudas... No Dudéis en Acercaros y Pedir Ayuda¡¡

Nos Vemos la Semana que Viene¡¡
Saludos¡¡

6 comentarios :

  1. Poco sabia sobre el tema de la disfagia o mas bien nada, pero x lo q veo es bastante complejo y muy complicado; Muchas gracias x esta importante información.
    Carolina

    ResponderEliminar
  2. Si Carolina, es un tema bastante complicado ya que están en juego, no solo la seguridad de la persona sino también su correcta alimentación y nutrición... por suerte y como has visto, hay profesionales que pueden ayudar a sobrellevarlo mejor... Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Hola, yo soy logopeda en un centro de Esclerosis Múltiple, muy interesante el artículo!!!
    Lo único apuntaría en la recomendación 3 (En el caso de las bebidas, se pueden sustituir si es necesario, por productos elaborados o caseros de consistencia gelatinosa (por ejemplo el Agua Gelificada). Tener cuidado con las gelatinas, pues se hacen líquidas y ciertos pacientes pueden tener complicaciones debido a esto, por ello existe el agua gelificada que no cambia de consistencia y reduce esos riesgos.
    Muchas gracias por compartir y hacer llegar esta información a cuidadores Eva!

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por tu recomendación Celia... estarás mucho más familiarizada con este tema debido a tu profesión y siempre es un placer que otras personas comenten cosas para enriquecer mucho más el blog¡¡¡ Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Es un tema interesante. Soy Auxiliar de geriatria y me gustan estos temas y la formación que me aporta.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu comentario Victoria Eugenia... me alegra que te haya parecido interesante el tema¡ Un saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>