miércoles, 1 de julio de 2015

Los Centros de Día... Un Recurso de Apoyo para el Cuidador/a



Hola a todos/as¡

Como sabéis, uno de los objetivos del blog ha sido siempre, manteneros informados sobre los recursos, servicios y prestaciones que pueden ayudaros a mejorar vuestra calidad de vida y la de las personas a las que cuidáis… son varias las entradas en las que hemos hablado de algunos de ellos ….

Hoy, vamos a conocer un poco más otro de ellos… los Centros de Día… que, como veremos, ofrecen una gran cantidad de beneficios no solo para vosotros como cuidadores, sino también, como parte del tratamiento terapéutico de vuestros familiares.

Comenzamos…


QUÉ SON?

Los Centros de Día son centros socio-terapéuticos que durante el día, prestan atención integral e interdisciplinar a personas en situación de dependencia o en grave riesgo de padecerla, promoviendo su autonomía personal, independencia,socialización y la permanencia en su entorno habitual.

Cumplen una función no solo preventiva y/o rehabilitadora, sino también, de apoyo a las familias y de descanso a los cuidadores habituales ya que, durante las horas que la persona está en el centro, pueden descansar y/o dedicarse a otras tareas de su vida personal/profesional.

Los centros de atención diurna ofrecen en su mayoría, unos servicios similares a los de un centro residencial, con la única diferencia de que la persona, al final del día vuelve a dormir a su domicilio… lo que los convierte, en un recurso intermedio entre la autonomía total de la persona y la necesidad de institucionalización…

También pueden ser utilizados como complemento al servicio de ayuda a domicilio o a las atenciones propias de su cuidador, para aquellas personas que, además de necesitar ayuda en las tareas de la vida diaria, les sean beneficiosas una serie de atenciones derivadas del tipo o grado de dependencia que padecen... fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia...

En definitiva, la utilización de este tipo de centros permitirá, no solo retrasar o evitar el ingreso en una residencia de la persona, sino también, servir en su proceso terapéutico y rehabilitador, ralentizar el agravamiento de sus problemas de salud, adquirir o mejorar capacidades y  servir de apoyo a las familias en el desempeño de los cuidados.

A menudo, oímos hablar de los centros de día como recursos dirigidos en exclusiva a personas mayores pero, también existen otros, dirigidos a personas con algún tipo de diversidad funcional física, sensorial y/o intelectual donde pueden acudir a partir de los 18 años y en los que pueden ofrecerse además, actividades de rehabilitación, formativas y/o de preparación laboral.
Algunos de ellos, están especializados en determinados tipos de enfermedad y/o patología concretas, como por ejemplo, alzhéimer, ictus, parálisis cerebral, autismo, párkinson...

Los Centros de Día suelen prestar sus servicios en dos modalidades…

Continua… la persona permanecerá durante todo el día según el horario propio de cada centro, normalmente de 8 horas. En esta modalidad, además de recibir las atenciones terapéuticas específicas también se beneficiará del servicio de comedor.

Parcial…. Esta modalidad es más flexible, y permite a la familia, escoger los días y las horas en las que su familiar acudirá al centro según sus necesidades.

A QUIÉN VAN DIRIGIDOS?

Como os decía antes, los Centros de Día, están dirigido a personas mayores y/o personas con algún tipo de diversidad funcional que, por su situación/grado de dependencia, precisan ayuda y cuidados para llevar a cabo las actividades de la vida diaria y/o necesitan rehabilitación continuada y específica con la finalidad de mejorar sus capacidades y promover su autonomía personal.

OBJETIVOS
  1. Potenciar la autonomía e independencia de la persona, ralentizando y previniendo el empeoramiento de su estado de salud general.
  2. Mantener sus capacidades y habilidades funcionales/cognitivas.
  3. Potenciar las capacidades de cada persona buscando su plena inclusión en todos los ámbitos de la sociedad y fomentando siempre su autoestima, socialización y el equilibrio emocional.
  4. Posibilitar el aprendizaje de habilidades y su desarrollo personal y social, facilitando los apoyos y recursos individuales necesarios, para la consecución de una calidad de vida, lo más normalizada posible dentro de su entorno habitual.
  5. Favorecer la permanencia en el entorno familiar y comunitario evitando la institucionalización.
  6. Ofrecer soporte a las familias y en especial al cuidador principal, evitando su sobrecarga.
BENEFICIOS

Para la Persona a la que Cuidáis
  • Disfrutar de una atención profesional e individualizada en un ambiente seguro y socializador.
  • Recuperar y mantener el mayor grado de independencia/autonomía posible.
  • Prevenir o retrasar el incremento de la dependencia potenciando todas sus capacidades,
  • Desarrollar la autoestima y favorecer un buen estado emocional.
  • Acceder a terapias y tratamientos de los que no se podría beneficiar en su domicilio.
  • Asegurar la continuidad de sus cuidados evitando y/o retrasando su institucionalización.
  • Permitir la recuperación de habilidades pérdidas por la enfermedad y/o patología que sufre y adquirir otras nuevas que le permitan una mejor calidad de vida en cualquier ámbito.
Para el Cuidador
  • Compatibilizar las actividades diarias (hogar, laboral, educativa, familiar…) y los cuidados, evitando la aparición de sobrecarga.
  • Aliviar el grado de estrés y cansancio que provocan los cuidados diarios.
  • Conseguir una mejor organización y planificación de la vida diaria.
  • Obtener tiempo libre y de descanso.
  • Ofrecer orientación, formación y apoyo psicológico.
  • Evitar el abandono de actividades, trabajos, amistades y aficiones que realizaba antes de los cuidados.
  • Ofrecer un complemento en la atención a su familiar con terapias y actividades específicas para sus problemas.

SERVICIOS Y PERSONAL

Las intervenciones que se llevan a cabo en los Centros de Día, tienen como destinatarios tanto a los usuarios, con actuaciones dentro dos ámbitos social, sanitario, físico-cognitivo e asistencial, como a su entorno familiar más cercano.

Dispondrán de atención, seguimiento individualizado y actividades programadas, fruto, de la valoración y el trabajo consensuado del equipo multidisciplinar, la persona atendida y su familia o cuidadores.

Dependiendo de la titularidad y características del centro sus servicios pueden variar pero, algunos de los más comunes son…
  • Servicio de Transporte Adaptado.
  • Servicio de Nutrición y Manutención.
  • Servicio de Limpieza y Mantenimiento.
  • Servicio de Gestión y Administración.
  • Atención Social y de Apoyo a las Familias.
  • Asistencia en las Actividades Básicas de la Vida Diaria.
  • Atención Médica y de Enfermería.
  • Atención psicológica.
  • Fisioterapia.
  • Estimulación Cognitiva.
  • Logopedia.
  • Terapia Ocupacional.
  • Formación Educativa y Laboral.
  • Actividades de Ocio y Tiempo Libre.
  • Peluquería.
  • Podología...
Personal.... Trabajador/a Social, Fisioterapeuta, Terapeuta Ocupacional, Enfermero/a, Médico/a, Nutricionista, Limpiadoras/es, Cocineras/as, Psicólogo/a, Administrativo/a, Gerente, Director/a, Auxiliares de Geriatría, Logopeda...

CÓMO ACCEDER?

Los Centros de Día pueden tener titularidad pública, privada o formar parte de alguna entidad sin ánimo de lucro o fundación… de ello dependerá... los servicios que prestan, el tipo de usuarios al que está dirigido, el precio y los requisitos de acceso.

Las condiciones de acceso en los Centros públicos variarán dependiendo de la Comunidad Autónoma y/o Ayuntamiento al que pertenezcan, pero en general, podemos nombrar los siguientes…
  • Que se haya reconocido su condición de persona en situación de dependencia y se esté recomendado en su PIA este tipo de servicios.
  • Las personas que, habiendo sido valoradas, no les fuera reconocida esta condición o cuyo grado de dependencia no es suficiente para acceder al recurso solicitado, podrán acceder  por el sistema de libre concurrencia, de existir disponibilidad de plazas.
  • No padecer enfermedad que requiera atención continuada en centro hospitalario.
  • No padecer enfermedad infecto-contagiosa activa o enfermedad crónica en estado terminal.
  • No padecer alteraciones mentales o pérdida de autocontrol predominante, que pueda perturbar gravemente la convivencia en el centro y requiera ser atendido en una unidad especializada.
  • Conseguir la puntuación mínima exigida para el ingreso conforme al baremo en vigor.
  • Edad: para los centros de día de personas mayores se suele requerir una edad de entre 60 y 65 años. Para aquellos dirigidos a personas con algún tipo de diversidad funcional, se suele pedir una edad superior a los 18 e inferior a los 60 años.
  • Empadronamiento... algunas comunidades exigen a los solicitantes de este tipo de recurso, estar empadronado por lo menos un año antes de hacer la solicitud.
  • No haber sido sancionado/a con expulsión definitiva de una de las plazas integradas en la red pública, siempre que aquella sanción conlleve la inhabilitación para cualquiera otra plaza pública.
  • Certificado de discapacidad... en los centros de día dirigidos a personas con algún tipo de diversidad funcional, se exigirá la acreditación de un % determinado de discapacidad (normalmente igual o superior al 33%), por parte de la administración correspondiente.
  • En algunos Centros de día especializados, uno de los requisitos principales será el de padecer una enfermedad o patología concreta... alzhéimer, ictus, daño cerebral adquirido, párkinson.
En algunos casos, la administración firma convenios con entidades privadas para ofrecer plazas llamadas concertadas… que son plazas públicas, en centros de gestión privada… este tipo de plazas tendrán los mismos requisitos de acceso que si fueran las de un centro público.

En los Centros de Día privados y/o de entidades sin ánimo de lucro los requisitos, serán los que las propias empresas y organizaciones quieran establecer, según su régimen interno de funcionamiento.

Para obtener una información más concreta sobre los Centros de Día de vuestro entorno más cercano, su funcionamiento y requisitos de acceso,  lo mejor será que, acudáis al propio centro, a las oficinas de la entidad que lo gestiona o a vuestro trabajador social de referencia.

CONSEJOS PARA ELEGIR UN CENTRO DE DÍA

La decisión de utilizar o no este tipo de recurso dependerá de varios factores de carácter personal entre los que se encuentran… la capacidad económica familiar, la existencia en el entorno cercano, la adaptación de la persona usuaria, la adecuación de los servicios prestados a las necesidades de vuestro familiar, la compatibilidad en los horarios… en esto no os puedo ayudar demasiado y no os queda otra más que sentaros, analizar la situación, valorar pros y contras y decidir… por desgracia, en la actualidad son pocas las plazas públicas o concertadas existentes… la mayoría de los ayuntamientos no cuentan con este tipo de centros y los que existen son privados y a menudo inalcanzables desde el punto de vista económico.

De todos modos, si al final decidís solicitar plaza para vuestro familiar en un Centro de Día, os dejo una serie condiciones que debéis tener en cuenta a la hora de elegir entre uno u otro...
  1. Disponibilidad y buena comunicación por parte de los responsables del centro…. Siempre que sea posible debéis intentar visitar el centro, incluso solicitar que vuestro familiar lo visite también y pueda estar unas horas de prueba o adaptación en él…también es importante que os tengan bien informados sobre los detalles del día a día de vuestro familiar en el centro, posibles cambios a nivel físico o cognitivo que pueda tener, las terapias que va a tener, seguimiento y evolución…
  2. Instalaciones... ubicación, acceso, presencia o no de barreras arquitectónicas, iluminación, espacio, medidas de seguridad y/o privacidad, mobiliario adaptado…
  3. Situación… cercanía o no respecto al lugar donde vivís…. A veces, aunque tengan servicio de transporte, no hacen viajes a otros ayuntamientos o tienen límite de kilómetros.
  4. Transporte Adaptado… no solo si existe o no el servicio sino también si durante el trayecto van acompañados de una persona de apoyo  o si la recogida es en el domicilio o en una parada hasta la que tenéis que trasladaros…
  5. Servicio de Manutención… si lo necesitáis, debéis preguntar si tienen servicio de comidas, si lo elaboran ellos o proviene de una empresa de catering, si tienen personal especializado en nutrición para elaborar los menús y las raciones, si tendréis acceso a ellos diariamente, si estarán adaptados a necesidades específicas como diabetes, tensión y colesterol altos, alergias…
  6. Servicios que Prestan… debéis aseguraros de que el centro cuenta con actividades y terapias adecuadas a las necesidades, gustos y/o aficiones de vuestro familiar… si además realizan excursiones o actividades al aire libre, talleres de costura, baile, música, manualidades… buscad siempre la mayor adaptación a las preferencias de la persona a la que cuidáis.
  7. Horario y Tipos de Atención… teniendo en cuenta vuestras necesidades, preguntad a qué hora abren y cierran el centro, si podéis llevar a vuestro familiar en horario completo o por horas...
  8. Personal… debemos asegurarnos de que cuentan con personal especializado , con formación específica y en número suficiente para una correcta atención de todos los usuarios.
  9. Otros… disponibilidad de hojas de reclamación, autorización de la administración correspondiente, reglamento de régimen interno, licencia de apertura e inicio de actividad, seguros, protocolos, certificados de calidad, precios actualizados...

Hasta aquí la entrada de hoy...

Espero que os haya servido de ayuda... y recordad que, a la hora de elegir un recurso o servicio de apoyo, debe existir un trabajo previo de recopilación de información y de análisis realista y objetivo de la situación por parte de todos los miembros implicados en los cuidados... solo así, se podrán conseguir los objetivos y beneficios de los que antes hablábamos, y podrá mejorar vuestra calidad de vida y la de vuestro familiar.

Nos vemos la semana que viene¡

Un saludo¡¡¡

2 comentarios :

  1. Una magnífica ayuda tuve yo con el Centro de Día donde acudía mi madre, si no hubiera sido por ellos, yo no sé cómo lo hubiera hecho, teniendo en cuenta que yo fui el único cuidador que tuvo, y teniendo en cuenta que 24 h. diarias para una sola persona es un tiempo imposible, Mi madre se sintió allí muy bien, lo pasaba fenomenal con sus "compañeras de trabajo", como ella llamaba a sus amigas, hacían de todo y no tenían tiempo de aburrise, tuve la gran suerte de encontrar el MEJOR de la ciudad, estaba en su mismo barrio y a 15 minutos de mi casa, y a unas "Ángeles de la Guarda" que la cuidaron de una forma inmejorable. Yo me sentía mucho más tranquilo mientras estaba allí, que no mientras estaba en mi casa con una cuidadora de pago que hubo de tener en algunas ocasiones, para que yo pudiera descansar y salir a hacer mis cosas en la calle. Su último cumpleaños lo celebró allí, conmigo, con sus compañeras y con las Ángeles de la Guarda, a quienes les tengo un cariño muy especial. Yo siempre lo recomiendo muchísimo más que el ingreso en una residencia, yo pienso que una residencia de ancianos no debería ser NUNCA el lugar donde una persona finalice sus días en este mundo.

    Allí se pasaba 8 horas diarias, con sus buenas comidas y merendolas, sus bailes, sus ejercicios físicos, sus tertulias, sus trabajos manuales y otras cosas más. Cada mañana, después de dormir en mi casa, yo la acompañaba, hasta la tarde que iba a buscarla, después hacíamos nuestras largas caminatas y el resto del tiempo lo pasaba conmigo, incluidos los fines de semana. Mi madre sabía que no estaba abandonada, como muchas otras que lo puedan sentir al estar en una residencia de ancianos, por esto considero que un Centro de Día es la mejor opción, incluso mejor que pagar a una cuidadora en casa, y esto suponiendo que se pueda pagar, además el precio era bastante bueno, teniendo en cuenta que estaba subvencionado al 60%. DF. Nomemientas Gavilán.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por contarnos tu experiencia!

    Para mí, los Centros de Día son una alternativa estupenda para conciliar y dar descanso al cuidador, a la vez, que la persona está atendida y estimulada a través de actividades... Espero que poco a poco se vayan promoviendo cada vez más este tipo de recursos por parte de las administraciones públicas, ya que por desgracia, muchos centros son de titularidad privada y las familias no pueden permitírselo.

    Gracias de nuevo por comentar¡ Un Saludo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>