miércoles, 10 de junio de 2015

Problemas de Eliminación (II)...Productos y Dispositivos

 

Hola a todos/as¡ 

Hace unas semanas, realicé una entrada sobre los principales problemas de eliminación (Leer Aquí) a los que quizás tengáis que enfrentaros en vuestra labor como cuidadoresincontinencia urinaria y fecal, estreñimiento, diarrea…

Hoy, toca la segunda parte de ese post, en la que os hablaré de algunos de los dispositivos y productos que se utilizan para ese tipo de problemas… pañales, protectores, colectores, bolsas de ostomía, sondas vesicales, enemas… a través de una serie de consejos y vídeos de los que podréis sacer mucha información para el día a día...

Comenzamos…

Los problemas de eliminación, son de los más incapacitantes para las personas en situación de dependencia que los sufren (problemas en la piel, autoestima, pérdida de autonomía…) y también, los que más complicaciones y dificultades presentan para el cuidador en su rutina (sobrecarga, mayor grado de esfuerzo y de actividades que realizar, más necesidad de control y vigilancia…).

En la actualidad, existen una gran variedad de productos a la venta para mejorar la calidad de vida e intentar aliviar las complicaciones que surgen derivadas de este tipo de problemas (pañales, protectores, colectores, enemas…) o como forma de tratamiento cuando la situación es irreversible (sondas, bolsas de colostomía…).

Para una correcta elección del dispositivo o producto que mejor se adapte a la persona a la que cuidáis, será necesaria la orientación de un profesional médico y dicha elección, estará basada en determinados aspectos:
  1. Circunstancias Personales … movilidad, incapacidad total o no para controlar los esfínteres, estado cognitivo, recursos de ayuda con los que cuenta, situación económica…
  2. Tipo y Causas de los Problemas de Eliminación… incontinencia urinaria o fecal, diarrea o estreñimiento, pérdida total de la capacidad para controlar los esfínteres, otros problemas de salud que han conllevado un sondaje o una ostomía…
  3. Consecuencias Derivadas de los Problemas de Eliminación… total dependencia, necesidad de vigilancia constante, necesidad de un dispositivo de apoyo para evitar pérdidas pero mantiene la capacidad de ir al baño, necesidad temporal de ayuda...
  4. Características propias del dispositivo… comodidad, coste, duración, facilidad en el uso, frecuencia de cambio, control de olor…
A continuación, os enumero alguno de estos dispositivos y productos...

TOALLAS SANITARIAS Y PROTECTORES/EMPAPADORES

En el mercado existen una gran variedad de toallas sanitarias (compresas, salva slips…) y rellenos, creadas para su utilización en casos de fugas o pérdidas de orina. Dependiendo del tipo, absorberán más o menos cantidad de líquido y están diseñadas para usarse dentro de la ropa interior. Son de fácil colocación, cómodas y también las hay que son reutilizables, por lo que el gasto sería mucho menor.

Los protectores o empapadores, son dispositivos que se utilizan para proteger el colchón, la silla de ruedas, los sillones…. de los posibles escapes producidos por la incontinencia. Se pueden usar de manera permanente, o como refuerzo a la hora de hacer por ejemplo, los cambios de pañal a personas encamadas.

Son como una especie de almohadillas planas y hechos de material absorbente con un refuerzo impermeable... pueden ser desechables o reutilizables.

Ayudan a alejar la humedad de la superficie, por lo que suponen un aporte extra en lo que se refiere a la protección de la piel.

Una alternativa casera y económica puede ser la de forrar tela de vinilo, mantel o incluso las cortinas del baño viejas con franela.
 
ROPA INTERIOR ABSORBENTE

Foto www.tiendaatendo.com
Otra alternativa para enfrentarnos a determinados problemas de eliminación es la utilización de ropa interior absorbente. Se usa igual que una ropa interior “normal”, con la diferencia de que esta, está fabricada con un revestimiento absorbente e impermeable…. La hay de varios tipos y diseños según la gravedad del problema y la fisionomía de la persona que la va a utilizar…


PAÑALES

Los pañales son productos sanitarios de un solo uso o reutilizables, que se ajustan al cuerpo para absorber y retener la orina/heces en su interior con el fin de mantener la piel seca y sin humedad. Están indicados en personas que presentan pérdidas urinarias, fecales o ambas. Son sistemas no invasivos y fáciles de utilizar. Existe una gran variedad de modelos que se adaptan a cada persona en función de sus necesidades (situación, volumen de pérdidas y talla).

La elección de uno u otro modelo se basará en aspectos como la capacidad de absorción y de mantener seca la superficie y la resistencia/sujeción de sus materiales.

Existen dos tipos básicos de pañales para adultos:
  • Con malla – braga
Consta de un apósito de tamaño variable que se coloca en la entrepierna y una braga/malla elástica que permite la sujeción… esta puede ser reutilizable o se puede sustituir por la ropa interior de la persona.

  • Elástico:
Son los típicos pañales que todos conocemos que llevan incorporados una fijación con etiquetas adhesivas en los laterales.
 
Consejos Generales
  1. Revisar con frecuencia los pañales y hacer los cambios necesarios. Algunos pañales tienen en su parte central unas líneas que cambian de color al contacto con la humedad, lo que nos indica que debemos realizar el cambio.
  2. Optar si es posible, por aquellos modelos con tecnologías que ayuden a mantener unas condiciones óptimas de hidratación, niveles de pH o humedad para minimizar los problemas en la piel derivados de su uso continuado.
  3. Realizar un pequeño aseo cada vez que se hagáis un cambio de pañal, para limpiar la zona y poner especial atención en dejar la piel perfectamente seca para evitar y disminuir el riesgo de infecciones.
  4. Aplicar cremas protectora por toda la zona que abarca el pañal… existen cremas específicas para problemas de incontinencia… consultar al personal médico sobre su adecuación y forma de uso.
  5. Comprobar diariamente que no haya enrojecimiento o irritación cutánea en alguna parte de su piel.
  6. Observar cualquier cambio en la orina/heces (color, textura, olor…) de vuestro familiar, para poder actuar en caso de alguna complicación derivada e informad al médico.
  7. Animar a la persona a la que cuidáis, si es posible, a que lo haga por sí mismo o colabore con vosotros en lo que pueda… lavarse, secarse, echarse crema… es una buena forma de potenciar su autoestima y autonomía…. Muéstrale afecto y gratitud cuando lo haga.
  8. Siempre que sea posible, es necesario para su bienestar que siga acudiendo al baño por sí solo… si utilizáis el pañal como refuerzo o prevención, es adecuado que no se acostumbre a utilizarlo, salvo en caso de olvido o extrema necesidad… cuanto más tarde pierda el control de sus esfínteres mucho mejor.
  9. Aumentad las medidas de higiene antes y después de cada cambio de pañal.
  10. Preparar todo el material necesario antes de empezar el cambio de pañal para evitar tener que dejar solo/a a vuestro familiar.
  11. Informadlo/a sobre lo que vais a hacer, los pasos que dais… buscando siempre su comodidad y bienestar.
Los pañales de adultos son productos que están financiados por los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas… son dispensados bajo prescripción médica en las farmacias por lo que, tendréis que acudir al médico de cabecera de la persona a la que cuidáis para que os informe.

Os dejo el enlace a un vídeo de interés perteneciente a la Guía audiovisual para cuidadores no profesionales del Gobierno de Aragón)

"Cambio de Pañal cuando la Persona está Encamada"

También el enlace a la web FisterraSalud (Atención Primaria en la Red) dónde explican, con más claridad, como hacer el cambio de pañales de varios tipos en diferentes posturas.

"Incontinencia Urinaria: Guía para Cuidadores"

COLECTORES  

Los colectores de orina son dispositivos que se utilizan en algunos casos de incontinencia urinaria masculina.

Consisten en una funda elástica que se desliza por el pene y se conecta a una bolsa donde se almacena la orina que a su vez, se sujeta a la pierna de la persona que lo utiliza, si esta todavía tiene movilidad.  

En algunos modelos, la funda queda fijada a la base del pene mediante una tira o apósito lo que puede llegar a provocar heridas o irritaciones de la piel pero, en la actualidad, existen colectores que son autoadhesivos en toda su longitud, por lo que no es necesaria la fijación en la base.

Es conveniente la orientación, colocación inicial y entrenamiento por parte de un profesional sanitario.

Consejos Generales
  1. El colector debe cambiarse diariamente para prevenir las infecciones urinarias.
  2. Preparar todo el material necesario antes de empezar el cambio de pañal para evitar tener que dejar solo/a a vuestro familiar.
  3. Informadlo/a sobre lo que vais a hacer, los pasos que dais… buscando siempre su comodidad y bienestar.
  4. Extremar la higiene antes y después del cambio y colocación del colector (lavarse las manos, ponerse guantes…).
  5. Realizar un pequeño aseo aprovechando el cambio y tener especial atención a la hora de lavar y secar la piel. Estar pendientes de cualquier cambio que pueda haber.
  6. Colocar en decúbito supino (boca arriba) a la persona que cuidáis dejando expuesta únicamente la zona genital.
  7. Colocar la bolsa de orina en el lateral de la cama, dejando la conexión accesible.
  8. Sujetar el pene con la mano realizando una ligera presión.
  9. Con otra mano, colocar la base del colector sobre el glande y deslizar suave y uniformemente hacia el extremo del pene.
  10. Utilizar los productos de sujeción/adhesión del propio colector. Colocar la tira elástica adhesiva envolviendo el cuerpo del pene haciendo una espiral e intentando que no monte sobre sí misma, para no impedir la circulación sanguínea.
  11. Conectar la bolsa de la orina al colector…. Si vuestro familiar está encamado, sujetar la bolsa a la cama y si puede andar, a su pierna.
  12. Aseguraos de que la conexión esté bien y que vuestro familiar no tiene molestias.

SONDA VESICAL
Las sondas vesicales son unos dispositivos en forma de tubo muy delgado y de material flexible que conducen la orina desde el interior de la vejiga hasta la bolsa donde se almacena. Se puede utilizar de forma transitoria en personas incontinentes que tienen úlceras por presión, dermatitis importantes o en personas que no se pueden mover por una u otra causa. No es el método más recomendable a largo plazo debido al alto riesgo de infecciones urinarias pero a veces, es necesario debido a diferentes patologías o complicaciones asociadas.

La adecuación o no del sondaje vesical como medida de tratamiento será indicada por su médico.

Las sondas deben ser colocadas y cambiadas por personal cualificado, pero requieren una serie de cuidados diarios que debéis llevar a cabo como cuidadores. 

Consejos Generales
  1. Extremar la higiene antes y después del cambio y colocación del colector (lavarse las manos, ponerse guantes…).
  2. Mantener siempre limpia y permeable la sonda y la bolsa de orina, así como la piel que la rodea.
  3. Lavar diariamente la zona circundante a la sonda con agua y jabón neutro… secadla bien, asegurando que no presenta enrojecimientos, erosión o inflamación.
  4. Alternar los puntos de apoyo de la sonda para evitar el riesgo de úlceras por presión.
  5. Evitar que la sonda presente dobleces y los tirones por ejemplo, al hacer los cambios posturales.
  6. No aplicar cremas sin prescripción médica.
  7. Mantener la bolsa a una altura inferior a la de la vejiga para evitar infecciones.
  8. Comprobar que el enfermo no presenta dolor.
  9. Observar el color y cantidad de orina, consultando con el médico si aparece alguna anomalía.
  10. Limpiar la sonda por fuera, en la zona cercana al conducto de salida, con una gasa limpia.
  11. Vaciar la bolsa de orina cuando esté llena, no elevando ésta por encima de la sonda.
  12. Mantener siempre la bolsa sujeta y a un nivel más bajo para facilitar la salida de la orina.
  13. Aseguraos de que la bolsa esté bien conectada a la sonda para evitar fugas de orina.
  14. Si vuestro familiar camina, sujetar la bolsa de la orina a la pierna.
  15. Si no lleva la bolsa, deberéis desconectar el tapón de la sonda cada dos o tres horas para vaciar la vejiga.
  16. Por la noche, es recomendable conectar en todos los casos la bolsa, salvo que vuestro familiar pueda utilizar el tapón de la sonda por sí mismo, para evitar tener que levantaros y que pueda vaciarse la vejiga correctamente.
  17. Vigilar la aparición de fiebre, escalofríos o dolor lumbar y avisar al médico o enfermera si aparecen.
Os dejo el enlace a un vídeo de interés perteneciente a la Guía audiovisual para cuidadores no profesionales del Gobierno de Aragón

"Cuidados del Sondaje Vesical"

BOTELLAS Y CUÑAS

Las botellas, cuñas u otro tipo de orinales son de utilidad cuando por ejemplo, la persona a la que cuidáis tiene problemas de movilidad sin llegar a necesitar los pañales y queremos prevenir posibles escapes o fugas de orina y/o heces por no poder llegar a tiempo al baño o ser más cómodo.

En caso de utilizarlos, es necesaria una buena limpieza y desinfección de los mismos después de cada uso.
Siempre que sea posible debemos insistir en que sea la persona en situación de dependencia la que los utilice… solo estaremos como apoyo y vigilancia por si hay algún problema.


                                   Foto www.hospitalinfantamargarita.es

Uso de la cuña en personas sin Movilidad (foto 3)
  • Ayudar a la persona para que se ponga en decúbito lateral.
  • Colocar la cuña bajo las nalgas apoyando el lateral de ésta en la cama.
  • Girar a vuestro familiar sobre su espalda con la cuña firmemente colocada en las nalgas.
  • Comprobar que la cuña esté bien centrada.
  • Cubridlo/a con una sábana para proporcionar intimidad.
  • Si tiene movilidad, solo tendréis que ponerle boca arriba, que flexione las piernas y levante un poco la cadera y colocar la cuña bien centrada (fotos 1 y 2)

ENEMAS

Como hablábamos anteriormente, otro de los problemas de eliminación más comunes es el estreñimiento… en casos complicados o que se alargan en el tiempo, llega a ser necesaria la utilización de enemas para aliviarlo o tratarlo.

La administración de enemas consiste en la introducción bajo prescripción médica de una solución líquida a través del recto.

Existen dos tipos de enemas:
  • Evacuadores o de limpieza… Se eliminan pasados unos minutos.
  • De retención… deben retenerse en el organismo al menos unos 30 minutos por contener en la solución medicamentos por ejemplo.
Podéis comprar los enemas ya preparados o bien realizadlos vosotros mismos con agua jabonosa o agua con sal… si los hacéis vosotros/as (siempre consultando a vuestro médico) debéis tener un sistema irrigador para poder administrarlo… de todos modos, vuestro médico y/u enfermera os explicará cual es el más adecuado para vuestro familiar y la forma de aplicación.




Consejos Generales
  1. Preparar todo el material para no tener que dejar sola a la persona una vez comenzado el procedimiento: guantes, cuña, gasas, enema…
  2. Explicar el proceso y pedid la colaboración de vuestro familiar.
  3. Propiciar un ambiente relajado durante todo el proceso.
  4. Lavarse las manos y colocarse guantes.
  5. Proteger la cama con un plástico o una toalla.
  6. Para facilitar la entrada del enema colocar a la persona con su lado izquierdo sobre la cama y con la pierna que queda arriba un poco flexionada.
  7. Si vais a usar un enema comercial, lubricar la cánula para introducirla en el recto y seguir las indicaciones del fabricante; introducirla lentamente apretando el envase hasta que se acabe el producto.
  8. Si se va a usar una solución preparada, verter el enema en la bolsa o recipiente, manteniendo el sistema de irrigación cerrado y a una altura de unos 30-40 cm por encima del nivel de la cama. Una vez introducida la sonda en el recto abrir un poco el sistema dejando que la solución fluya lentamente por la sonda.
  9. Para introducir la sonda o la cánula en el ano se sigue el mismo procedimiento: separar los glúteos con la mano izquierda, mientras se pide a la persona que tome aire profundamente. Con la mano derecha, se introduce la sonda haciendo movimientos giratorios unos 8-10 cm.
  10. Durante el proceso, observad si vuestro familiar se queja de algún dolor abdominal... si es necesario, detened la entrada del enema hasta que esté más cómodo/a.
  11. Pedidle que intente retener la solución unos 5 o 10 minutos, acompañadle al baño si puede caminar o ponedle la cuña.
  12. Cuando haya terminado aseadle y dejadle descansar.

LAXANTES

Otro de los posibles tratamientos para el estreñimiento, es el uso de laxantes, que son medicamentos que sirven para ablandar las heces.

Al igual que los enemas, su utilización debe estar prescrita y autorizada por un médico que además, os explicará las pautas y formas correctas de administración.

BOLSA DE OSTOMÍA

La ostomía es la realización quirúrgica de un orificio en la pared del abdomen por donde se recoge el contenido fecal a través de una bolsa. Se realiza cuando las heces no pueden eliminarse a través del ano de manera normal como consecuencia de por ejemplo, un cáncer de colon o recto o en casos muy graves de incontinencia fecal.

Después de una ostomía, serán necesarios cuidados de la abertura en la piel (estoma), y vuestro familiar tendrá que usar una pequeña bolsa fuera del cuerpo para recoger material de desecho.

Hay bolsas abiertas, cerradas, con válvula o sin ella, trasparentes, opacas y de diferentes tamaños... también pueden ser de una sola pieza o de dos. Las de una pieza tienen una zona adhesiva en su parte superior que se adhiere directamente a la piel abdominal. Las de dos, tienen una pieza adhesiva con un aro o disco flexible de plástico que se adhiere a la pared abdominal; y la propia bolsa, tiene otro disco que se adapta perfectamente al situado alrededor del estoma.
 
Consejos Generales
  1. Es imprescindible mantener una buena higiene del estoma y vigilar diariamente la aparición de signos inflamatorios o ulceraciones.
  2. Preparar todo el material necesario antes de empezar el cambio de bolsa.
  3. Informadlo/a sobre lo que vais a hacer, los pasos que dais… buscando siempre su comodidad y bienestar.
  4. Extremar la higiene antes y después del cambio y colocación de la bolsa de ostomía (lavarse las manos, ponerse guantes…).
  5. Descubrir solo la parte abdominal, no es necesario desnudarlo/a por completo.
  6. Retirar la bolsa de ostomía y observad el aspecto y volumen de las heces.
  7. Limpiar el estoma con agua y jabón y retirar los restos del adhesivo de la bolsa.
  8. Secar cuidadosamente presionando sobre la zona (No Frotar).
  9. Retirar el plástico de la bolsa nueva y ahuecarla un poco con los dedos para que no haga succión. Luego, colocarla sobre la piel abdominal rodeando el estoma; si se trata de una bolsa de doble pieza, ajustarla a la que previamente se había adherido a las piel.
  10. La bolsa colectora debe quedar colocada en un plano horizontal a la persona.
  11. Animar a la persona a la que cuidáis, si es posible, a que lo haga por sí mismo, o colabore con vosotros en lo que pueda… lavarse, secarse, echarse crema… es una buena forma de potenciar su autoestima y autonomía…. Muéstrale afecto y gratitud cuando lo haga.
  12. Consultar con su médico cualquier duda sobre el procedimiento y seguir a rajatabla cualquier otra recomendación o pauta en relación por ejemplo a la alimentación y rutinas diarias.
Os dejo el enlace a un vídeo de interés perteneciente a la Guía audiovisual para cuidadores no profesionales del Gobierno de Aragón

"Cuidados en la Colostomía"


Hasta aquí la entrada de hoy...

Espero que os haya sido de utilidad y recordad que siempre, ante cualquier duda, lo mejor es acudir a vuestro médico/a, enfermero/a o farmacéutico/a de referencia, para que os den la información y pautas adecuadas a la situación y características concretas de vuestro familiar¡¡¡  

Antes de terminar, quería comentaros algo que, los que me seguís por las redes sociales ya sabéis, pero lo dejo por aquí para el resto de lectores del blog...
Como recordaréis, hace unas semanas, hice una colaboración en el Blog de la Tienda Online de Ayudas Técnicas y Productos de Apoyo "La Dependencia en Casa" ... fruto de este intercambio, las personas responsables de la web, ofrecen a todos/as los seguidores del blog, un descuento del 5% en las compras que se realicen introduciendo el código "RINCONAPOYOCUIDADOR" (sin las comillas) en el apartado "Cupones" que os aparecerá antes de confirmar el pedido....
Os dejo el enlace de su web para que tengáis la oportunidad de aprovecharos de este pequeño descuento, si necesitáis adquirir alguno de los productos que ofrecen..

https://www.ladependenciaencasa.com/ 


Un Abrazo a Todos/as¡¡

Nos vemos la Semana que Viene¡¡¡

No hay comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>