miércoles, 25 de marzo de 2015

Seguridad en el Hogar... Consejos para el Cuidador/a

 

Hola a todos/as¡ 
 
Esta semana voy a hablaros sobre un tema de gran importancia, a la hora de prevenir posibles accidentes, que os puedan afectar tanto a vosotros, como a las personas a las que cuidáis… la seguridad en el hogar.

Según numerosos datos y estudios, la mayoría de las veces por las que acudimos a un médico, tiene relación con algún tipo de accidente en el ámbito doméstico… golpes, caídas, quemaduras, intoxicaciones…estos, pueden afectarnos a todos pero, en el caso de personas mayores y/o niños/as con algún grado de diversidad funcional, el número de incidentes aumenta debido a diferentes factores… dificultad en la movilidad, edad, trastornos cognitivos y/o sensoriales (desorientación, pérdida de visión, falta de comprensión, pérdida de memoria…), efectos secundarios de los medicamentos, carencias en la adaptación de los entornos…

Convertirse en cuidador/a de una persona en situación de dependencia, conlleva, no solo cambios en la organización de la vida cotidiana, económicos, sociales… sino también, la necesidad de adoptar medidas y estrategias de carácter preventivo, dirigidas a fomentar el bienestar y la protección de vuestros familiares en su entorno más inmediato… el hogar….

Las funciones principales del cuidador/a en este sentido serán…
  • Identificar los riesgos y peligros que pueden interferir en la seguridad.
  • Intervenir sobre ellos eliminándolos y adaptando el entorno.
  • Prevenir, intentando minimizar los riesgos de las posibles situaciones de peligro que se puedan producir.
  • Reducir al mínimo posible el impacto negativo que puedan tener las personas expuestas a dichas situaciones.
Poner en práctica este tipo de estrategias preventivas en función de las características y necesidades concretas que presente vuestro familiar, os beneficiará de cara una menor inversión de esfuerzo y tiempo para prestar los cuidados, aliviando la carga que sufrís, al tiempo que garantizará mejores condiciones de seguridad y posibilitará una mejor calidad de vida para todos los miembros de la unidad familiar.

Para ayudaros un poco en esta tarea, os dejo a continuación, una serie de consejos y recomendaciones básicas en relación a las medidas de seguridad en el hogar... 
  1. Distribuir y adaptar el mobiliario a las necesidades tanto físicas como cognitivas/intelectuales de vuestro familiar.
  2. Comprobar que los muebles están en buenas condiciones y son estables, para que no se produzcan vuelcos o posibles caídas al apoyarse en ellos o moverlos.
  3. La decoración del hogar debe ser la justa … retirar aquel mobiliario que no sea necesario y/o que pueda dificultar la movilidad.
  4. Mantener una buena iluminación en la casa….debéis aprovechar la luz natural lo máximo posible, dejando cortinas y persianas abiertas durante el día…. La luz artificial deberá ser indirecta para no deslumbrar, pero suficiente, evitando lugares con sombras o zonas de penumbra. Se aconseja la utilización de bombillas de potencia alta y lámparas translúcidas y mates para evitar destellos incómodos o molestos.
  5. Mantener las zonas de paso bien iluminadas… del dormitorio al baño, del baño a la cocina… es decir, aquellos pasillos o “caminos” que vuestro familiar utilice con frecuencia para moverse por la casa.
  6. Por la noche, para no tener que dejar las luces encendidas de manera continuada, se recomienda la colocación de luces piloto o adhesivos luminosos señalando el camino o los obstáculos peligrosos… esto, facilitará la deambulación segura, tanto de la persona a la que cuidáis como de vosotros mismos si os tenéis que levantar para atenderlos y no queréis por ejemplo, despertar al resto de familiares.
  7. Colocar carteles explicativos y/o luminosos en los interruptores de la luz o en lugares u objetos estratégicos… esto facilitará su localización y comprensión por parte de la persona por ejemplo, si tiene problemas cognitivos.
  8. Usar protectores para enchufes y/o radiadores… con el fin de prevenir posibles quemaduras.
  9. Evitar la colocación de espejos, cristales u otros objetos que se rompan o astillen con facilidad.
  10. Son recomendables las sillas y sillones con apoyabrazos y utilizar medidas de protección en la cama, para evitar caídas de vuestro familiar al estar sentado o en cama, cuando no estáis presentes.
  11. Evitar los suelos demasiados pulidos y/o encerados… además, es aconsejable no utilizar alfombras y/o felpudos para disminuir el riesgo de resbalones y/o tropiezos… si queréis seguir usándolas, será necesario pegar las esquinas o comprar aquellas que cuenten con base antideslizante.
  12. Instalar si es necesario, pasamanos o barras a lo largo de toda la casa y en especial en zonas como el baño o los pasillos, para facilitar que vuestro familiar pueda deambular o caminar con seguridad… se aconseja que estos sean de sujeción vertical en lugar de horizontal y que estén anclados a la pared (ladrillo y/o piedra) en lugar de al azulejo, para garantizar un mejor agarre y evitar que se lleguen a despegar o soltar.
  13. No dejar obstáculos (cables, muebles auxiliares, calzado, objetos de limpieza…) en las zonas de paso ni en las habitaciones en las que más esté la persona a la que cuidáis.
  14. Mantener las puertas de las habitaciones totalmente abiertas (si vuestro familiar tiene problemas de visión) o cerradas (si tiene enfermedades neurodegenerativas y/o diversidad funcional intelectual)...nunca entreabiertas...para prevenir golpes fortuitos o el acceso a zonas de la vivienda "no seguras".
  15. En el caso de ventanas y/o puertas de armarios es preferible que sean de corredera y que estén provistas de seguros o algún medio para que no se puedan abrir con facilidad. 
  16. Los bordes de los muebles o superficies deberán ser redondeados, sin aristas o partes salientes y/o cortantes… si no es posible, recubridlos con esquineras de goma o protectores.
  17. En el baño… se recomienda la instalación de material antideslizante en el suelo, agarraderas en el inodoro y en el acceso a la ducha o bañera y banquetas con ventosas o asientos abatibles para evitar caídas durante la higiene diaria.
  18. Evitar que se forme demasiado vapor para prevenir caídas o resbalones y nunca tengáis encendidos aparatos eléctricos mientras realizáis el aseo o acompañáis a vuestro familiar durante el mismo… si tenéis que calentar la estancia con un radiador o aparato de aire caliente, hacedlo antes de entrar y si no es posible, situadlo lo más alejado que podáis de salpicaduras de agua.
  19. Cambiar los pomos de las puertas por manivelas o picaportes. Si las puertas de las habitaciones tienen pestillo, deben poder abrirse desde fuera para casos en los que por ejemplo, la persona se quede encerrada. Para la puerta principal, se recomienda la instalación de un sistema de sonido para prevenir fugas sobre todo, cuando existen problemas de desorientación.
  20. En la cocina, se recomienda la utilización, en la medida de lo posible, de elementos irrompibles… especialmente en lo referido a vajillas y cubertería.
  21. Utilizar placa vitro cerámica o de inducción, en lugar de cocina de gas… de no ser posible, usar siempre los fogones situados lejos del borde.
  22. En el fondo de los armarios colocar siempre los objetos o productos que menos utilicéis y en la parte delantera los de uso más cotidiano.
  23. En la encimera de la cocina debéis tratar de que no sobresalgan los mangos de las sartenes y cazos para evitar así tropezar con ellos y que lo que hay dentro se derrame, y pueda llegar a provocar quemaduras o golpes.
  24. Usar potas, sartenes y cazos que tengan los mangos recubiertos y no se calienten en exceso.
  25. Al igual que en el baño, en la cocina es preferible y más seguro tener un suelo antideslizante, así como intentar tenerlo seco y limpio siempre.
  26. Mantener en un lugar seguro y no tener a mano cuchillos u otros utensilios afilados y/o peligrosos.
  27. La persona a la que cuidáis nunca debe caminar descalzo/a, en medias o calcetines… se deben utilizar zapatillas para estar por casa con suela de goma y que sujeten bien el pie, para garantizar su estabilidad e impedir que se pueda cortar y/o caer.
  28.  Cuando existan escaleras en casa… Es recomendable que haya instaladas barandillas o asideros, señalar con cinta adhesiva de color visible los escalones o bordes que sobresalgan, encender siempre la luz y procurar que la escalera y los descansillos estén siempre libres de objetos con los que se pueda tropezar.
  29. Comprobar siempre que las llaves de paso del gas están cerradas al no estar en uso y que las instalaciones eléctricas están en buen estado.
  30. Tener especial precaución con los braseros o estufas… procurad mantenerlas en un lugar fijo y vigilado, alejad de ellas cortinas o tejidos que puedan prender y provocar un incendio y ventilad de vez en cuando la habitación para evitar las posibles acumulaciones de gases.
  31. Si utilizáis bolsas de agua caliente en la cama… comprobar siempre que la temperatura es adecuada y que la bolsa esté bien cerrada… protegedla con una toalla o tela para que no toque a la piel directamente.
  32. No es recomendable dormir con mantas eléctricas, sobre todo si existe dificultad para retener la orina, por el grave riesgo de que se produzca un cortocircuito. Si la usáis de todos modos, tened cuidado de que el cable esté en buen uso y no esté enrollado.
  33. Almacenar productos tóxicos, de limpieza, medicamentos y/o bebidas alcohólicas en un lugar exclusivo (no guardar con alimentos) y seguro, al que solo tengáis acceso vosotros.
  34. Respetar las indicaciones de seguridad, conservación y caducidad que aparecen en la etiqueta de los alimentos para evitar indigestiones o intoxicaciones.
  35. Tener precaución con los restos de grasa, suelos mojados, derrames de líquidos o comidas… limpiar y secar en el momento para prevenir caídas y/o resbalones.
  36. El orden y la organización del hogar es fundamental, no solo para prevenir posibles accidentes, sino que también os facilitará la limpieza y las tareas diarias.
  37. Tened a la mano y junto al teléfono, una lista de los números de emergencias… policía, bomberos, ambulancias…

Hasta aquí la entrada de hoy….

Puede parecer que son demasiadas recomendaciones para recordar, o que con todas las tareas que tenéis que hacer a lo largo del día se os olvidarán o no tendréis tiempo para llevarlas a cabo pero, es cuestión de crear el hábito y después os saldrán solas¡¡¡ muchas de ellas las llevamos poniendo en práctica toda la vida¡¡¡ además, podéis encontrar en el mercado numerosos productos de seguridad que os pueden ser de utilidad (protectores de esquinas, sujeciones para muebles, barreras de seguridad...)...
Recordad, que estas simples medidas de seguridad son muy importantes y os ayudarán a prevenir muchos accidentes domésticos, no solo a vuestros familiares sino también a vosotros que sois una parte esencial en los cuidados¡¡¡ 
 

La semana que viene no habrá entrada asique.... Nos vemos en 15 días¡¡¡¡


Un Abrazo muy Fuerte¡¡¡

3 comentarios :

  1. Vaya, la cantidad de consejos proporcionados son increibles. Le he dado una lectura a todo y es muy interesante.
    Como punto extra, una de las recomendaciones que siempre damos como cerrajeros, es cuidar las chapas de las casas, en ocasiones no solo cambiarlas por unas nuevas y mas resistentes, si no probar nuevos tipos de cerraduras, como las nuevas cerraduras electrónicas que son sensacionales.

    Un cordial saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por vuestras palabras y la recomendación! Un Saludo

      Eliminar
    2. Muchas gracias por vuestras palabras y la recomendación! Un Saludo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>