miércoles, 11 de marzo de 2015

Administración de Medicamentos... Consejos para el Cuidador/a

 

 
 Hola a todos/as¡

Como ya sabréis muchos de vosotros/as, a menudo, las enfermedades y/o patologías que padecen los familiares a los que cuidáis, van acompañadas de una serie de tratamientos de carácter farmacológico de cuya buena administración y cumplimiento, dependerá, no solo la prevención de complicaciones y problemas más graves, sino en algunos casos, la curación de otros problemas de salud añadidos o la propia causa que originó la situación temporal de dependencia.

La mayoría de las personas con enfermedades crónicas y/o algún grado de dependencia, toman varios tipos de medicamentos al día, y a menudo, es el cuidador/a el encargado de dar y hacer cumplir el tratamiento indicado por el equipo médico…. En muchos casos, esta tarea, puede llegar a ser una causa de estrés o sobrecarga, originando olvidos, confusión o errores en la forma de administrarlos, que pueden conllevar, un empeoramiento o progreso de las enfermedades de la persona a la que cuidáis, con el consecuente agravamiento de su salud y bienestar.  

En esta entrada, conoceremos una serie de consejos y normas básicas en relación con la medicación, que os servirán de ayuda a la hora de organizar y planificar el tratamiento farmacológico diario de vuestro familiar.

En relación a los tratamientos médicos vuestra labor principal como cuidadores se puede dividir en tres puntos:
  • Proporcionar las medicinas necesarias tanto en la forma, como en el momento y cantidad adecuados.
  • Organizar el tratamiento durante el tiempo indicado, encargándose de su reposición a través de la solicitud de nuevas recetas.
  • Seguir todas las instrucciones dadas por el personal médico.
Además, deberéis tener en cuenta una serie de aspectos …
  1. Normas Generales en la Administración de Medicamentos. 
  2. Vías de Administración de las Medicinas.
  3. Dispositivos de Apoyo para la Organización de la Medicación.

1) NORMAS GENERALES EN LA ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS.

Conocer el Tratamiento y valorarlo en relación a la situación de vuestro familiarEs decir, no solo es importante saber cuáles son las medicinas que debéis darle, sino también, analizar las posibilidades de una correcta administración, respecto a la vida diaria y estado de la persona a la que cuidáis, para poder incluir variaciones y mejoras que os ayuden y faciliten la rutina de los cuidados… si vuestro familiar tienen problemas para tragar, las cápsulas o pastillas no serán adecuadas y habrá que conseguir, dentro de lo posible que los medicamentos que le receten, se puedan triturar o diluir… si tiene problemas de sueño, se debe intentar que, en la medida de lo posible, las tomas sean en horario diurno para evitar despertarlo una vez ha conseguido dormir… estos son dos ejemplos de cómo la administración de la medicación debe estar adaptada, siempre que sea posible, a las costumbres y realidad personal y sanitaria que vivís… para evitar complicaciones y más incomodidades para ambos.

Elaborar un Plan Personalizado… Una vez conocido el tratamiento, es aconsejable elaborar por escrito un plan personalizado… en el que queden reflejados todos aquellos medicamentos, productos o compuestos que vuestro familiar necesite… así como la dosis, las horas de las tomas , la duración del tratamiento y la necesidad o no de solicitar más unidades en la farmacia y en qué fecha.

Relacionar las horas de Administración con Momentos del Día relevantes… siempre que sea posible, y teniendo en cuenta las instrucciones específicas del personal médico, es aconsejable que la ingesta de medicamentos coincidan las rutinas del día a día… por ejemplo las comidas, la hora de acostarse, la hora del baño… esto facilitará la organización y evitará posibles olvidos o errores.

Mantener los medicamentos en su Envase Original… esto es muy importante por ejemplo si hay varias personas en la misma casa tomando medicación, para evitar confusiones.

Compruebe las Fechas de Caducidad… sobre todo en relación a los preparados farmacéuticos o aquellos medicamentos que una vez abiertos, tienen un tiempo limitado de utilización (gotas para los oídos, colirios…)… si es necesario, anotad en las cajas o envases la fecha de apertura y fecha de caducidad como recordatorio. Se recomienda también, no acumular grandes cantidades de fármacos en casa, solamente los necesarios para los tratamientos prescritos.

Conservar los Prospectos… para posibles aclaraciones y en caso de dudas, acudir siempre al médico o farmacéutico de cabecera.

Nunca Modificar o Interrumpir el tratamiento por nuestra cuenta… tanto si las mejoras en la salud son visibles como en el caso de olvidos en las dosis, no se debe variar la administración de los medicamentos sin antes haber hablado con el médico o el farmacéutico.

Nunca Auto medicar ni Suministrar Medicinas recetadas a otras personas… puede ser causa u origen de empeoramientos o complicaciones… cada persona y cada enfermedad es específica… lo que a nosotros nos va bien, puede que en otra persona sea fatal y más, en casos de patologías crónicas y múltiples que necesitan tratamientos complejos.

Tener en cuenta las Condiciones de Conservación…como norma general, se deben mantener los medicamentos en un lugar con poca luz, seco y fresco, a una temperatura entre de entre 18 y 25 grados… en otros casos, las medicinas deben de guardarse en la nevera o bajo condiciones específicas que vuestro médico os explicará… seguid siempre esas instrucciones y en caso de que el medicamento no presente buen aspecto y/u olor desechadlo y solicitad otro por precaución.

Redactar una Lista de Medicaciones…con información como el nombre del fármaco y las tomas diarias… será de mucha utilidad en caso de tener por ejemplo, que ingresar a vuestro familiar en el hospital, ir a urgencias… mantenedla actualizada y llevadla siempre con vosotros en estos casos, para poder simplificar el tiempo de atención y/o evitar duplicidades o confusiones en estas situaciones de emergencia.

A la hora comenzar un Tratamiento Nuevo, os será de utilidad llevar un listado de preguntas para hacerle al médico correspondiente¿Cuál es el nombre de esta medicación?¿Para qué debe tomarla?¿En qué momento del día debo dársela? Se puede tomar con alimentos o en ayunas? Cómo actuar en caso de efectos secundarios? Qué precauciones debo tomar (produce somnolencia, mareos, cansancio)? Existen genéricos de esa medicación? Si me salto una toma que debo hacer?Durante cuánto tiempo debo darle la medicación? Puede compaginar estas medicinas con otros productos naturales o de herbolario? Qué forma de administración es la más adecuada?

Comprar la Medicación en la misma Farmacia... ayudará a que el farmacéutico conozca todo el historial médico de vuestro familiar y pueda hacer un correcto seguimiento del tratamiento.

Solicitar ayuda al Personal Médico Especializado :
  • Siempre que se tengan dudas sobre el tratamiento.
  • Al observar la aparición de síntomas que la persona a la que cuidáis no tenía antes.
  • Al aparecer dificultades a la hora de administrarle determinadas medicinas (inyectables, inhaladores, enemas, etc.).

2) VÍAS DE ADMINISTRACIÓN DE LOS MEDICAMENTOS

Existen diferentes vías de administración de los medicamentos que como cuidadores debéis conocer y en algunos casos, entrenar para que el tratamiento se lleve a cabo de manera correcta… el profesional sanitario de referencia os indicará  que opción es la más adecuada para la persona a la que cuidáis y os dará las instrucciones oportunas.

No obstante, a la hora de elegir la forma en la que vais a dar la medicación a vuestro familiar, debéis procurar que se adapte a su situación personal y sanitaria, que sea de fácil utilización y que conlleve los mínimos efectos secundarios e incomodidades para ambos.

Vía Oral

Es la forma más común de tomar las medicinas por su sencillez y comodidad… los medicamentos entran en el cuerpo a través de la boca, en forma de cápsulas, comprimidos, grageas, jarabes, granulados, soluciones… como desventajas podemos señalar que a través de esta vía las medicinas tardarán más en hacer su efecto, puede producirse una irritación de la mucosa gástrica y en algunos casos, para su mejor absorción, será necesario que vayan acompañados por alimentos o bien todo lo contrario… en ayunas.

Aspectos a tener en cuenta:
  • Si es posible… animad a vuestro familiar para que tome sus medicinas de manera autónoma, facilitándole la tarea… mejor que esté sentada y/o incorporado y lo acompañe con un poco de agua, que haya luz suficiente en la habitación… vigilad que coge la dosis y el medicamento adecuado por ejemplo pidiéndole que os diga en que cantidad, que fármaco y a qué hora debe tomarlo.
  • Si no es posible y sois vosotros los encargados, lavaos las manos antes de manipular sus medicinas y tened siempre cerca la hoja con el plan de medicación para evitar errores.
  • Comprobad siempre que haya tragado el medicamento.
  • Agitad las preparaciones y/o jarabes antes de administrarlas.
  • Si existen problemas de deglución (dificultad para tragar) partid y/o triturad los medicamentos siempre que sea posible. Si los problemas persisten o son más graves, consultad al médico para un posible cambio en la vía de administración.
  • Utilizad los dosificadores o cucharas que traen los medicamentos ya que si se varían, podríais estar cambiando la dosis.
Vía Sublingual

A través de esta forma de administración, el comprimido en vez de tragarse, se coloca bajo la lengua, para que sea directamente absorbido por los capilares que están debajo. No se necesita acompañarlo con líquidos, la absorción es rápida y el fármaco llega inmediatamente a la circulación general.

Vía Nasogástrica o Gastrostomía

La Vía Nasogástrica consiste en un tubo que se introduce por la nariz o la boca en el estómago a través del esófago. Se utiliza cuando la persona tiene problemas en la deglución, presenta disminución del nivel de conciencia o se niega a ingerir alimentos y medicamentos por vía oral a causa de problemas cognitivos u otras razones.

En la Gastrostomía la sonda de alimentación y/o medicación se introduce en el estómago a través de un orificio en el abdomen que se realiza en una operación quirúrgica. Es un método indicado en situaciones de nutrición a través de sonda nasogástrica prolongadas, ya que previene sus complicaciones más habituales (obstrucción, recambios frecuentes...).

Ambas, son vías de administración de medicamentos y alimentación muy habituales en situaciones de personas con grados altos de dependencia,  y requieren de un entrenamiento del cuidador por parte del personal sanitario, para su utilización y manejo.

Vía Rectal

A través de esta forma de administración, el medicamento se introduce en el organismo a través del orificio rectal… lo que permite una rápida absorción y distribución del medicamento a todo el organismo. Se suele prescribir esta vía en casos de niños/as, dificultades a la hora de ingesta de manera oral o debido a especificaciones propias de la naturaleza y composición del medicamento.

Los medicamentos que se pueden administrar por vía rectal se presentan en los siguientes formas: supositorios, pomadas y enemas...

Vía Vaginal

A través de esta forma de administración, el medicamento se introduce en el organismo a través del orificio vaginal…

Los medicamentos que se pueden administrar por vía vaginal se presentan en los siguientes formas: óvulos, pomadas, irrigaciones...

Vía Nasal

El fármaco se administra a través de las fosas nasales.

Indicaciones:
  • Limpiar la mucosidad de los orificios nasales.
  • Colocar a la persona en posición cómoda y con la cabeza hacia atrás.
  • Administrar las gotas dentro de los orificios nasales, indicando que respire por la boca para evitar que estornude.
  • Mantener esta posición hasta pasados unos minutos tras la aplicación del fármaco.
  • Estar pendiente de la caducidad del medicamento una vez abierto.
Vía Tópica

El medicamento se aplica directamente sobre la piel.

Vía Transdérmica

Se utiliza con algunos fármacos que se pueden administrar mediante la aplicación de un parche sobre la piel… Así, pasan a la sangre a través de esta sin necesidad de inyección. La vía transdérmica permite una administración lenta y continua del medicamento.

Indicaciones:
  • Escoger una zona del cuerpo con poco vello y que no esté expuesta a roces.
  • Limpiar y secar bien la zona.
  • Retirar la película protectora del parche intentando no tocar el interior adhesivo y pegar a la piel.
  • Rotar periódicamente el lugar de colocación.
  • Respetar el tiempo que debe permanecer pegado el parche.
  • Quitar el parche anterior antes de poner uno nuevo.
  • No cortar ni doblar los parches, salvo indicación expresa del fabricante.
Vía Oftálmica

El medicamento entra en nuestro cuerpo a través del ojo. Los medicamentos se presentan en forma de colirios y/o pomadas.

Indicaciones:
  • En el caso de las gotas, al abrir el envase se pierda su esterilidad, por lo que una vez abierto se ha de desechar en poco tiempo, normalmente a los siete días.
  • Es importante que la punta de los aplicadores no llegue nunca a tocar el ojo.
  • Inclinar la cabeza de la persona ligeramente hacia atrás, haciendo que dirija la mirada al techo.
  • Separar el párpado inferior y echar la gota o colocar una cantidad de pomada en el saco que forma el párpado.
  • Animar a la persona para que parpadee dos o tres veces en el caso de las gotas y que cierre el ojo con suavidad en el caso de la pomada.
  • Utilizar una gasa para absorber el exceso de líquido o pomada.
Vía Respiratoria

Consiste en la administración de medicación directamente en la vía aérea. Los medicamentos se introducen en los pulmones realizando una inhalación. El efecto es muy rápido y se utilizan dosis muy bajas.

Existen tres tipos de medicamentos para la administración respiratoria: los inhaladores, los nebulizadores y los dispositivos de polvo seco.

Cada dispositivo requiere completar una serie de pasos para hacer un uso correcto,  por lo que, es necesario pedir información y seguir las recomendaciones indicadas por el personal sanitario.

Vía Ótica

La administración se realiza a través del conducto auditivo. Los medicamentos se presentan en forma de gotas.
  • Procurar que las gotas estén a temperatura ambiente y estar pendientes de su caducidad.
  • Colocar la cabeza de la persona inclinada hacia el lado contrario del oído que se va a tratar.
  • Tirar de la oreja o pabellón auricular hacia arriba y atrás.
  • Administrar las gotas en el conducto, evitando tocar el oído con el envase o cuentagotas.
  • Mantener la inclinación de la cabeza durante unos minutos.
Inyectables

La medicación se administra a través de una inyección pudiendo hablar de tres vías:
  1. Subcutánea… el medicamento se inyecta bajo la piel. Es la vía más utilizada por los cuidadores en caso de que sus familiares tengan diabetes y necesiten insulina, o tengan que tomar anticoagulantes debido a largos períodos de inmovilidad.
  2. Intramuscular… el medicamento se inyecta en el músculo.
  3. Intravenosa…. El medicamento entra directamente en el torrente sanguíneo a través de una inyección en la vena.
Para el uso de este tipo de vías de administración necesitaremos del entrenamiento o, en los casos de las inyecciones intramusculares e intravenosas, la intervención de personal médico.

3) DISPOSITIVOS DE APOYO PARA LA ORGANIZACIÓN DE LA MEDICACIÓN

Como decíamos al comenzar la entrada, existen una serie de estrategias o dispositivos, que pueden ayudar al cuidador en su tarea diaria de encargarse de los tratamientos médicos, sobre todo, en los casos en los que son varias las medicinas o varias las personas que necesitan su ayuda.

Para facilitar esta rutina, se recomienda el uso de calendarios u hojas de control, elementos de organización y almacenaje como los pastilleros o, para los más modernos, la utilización de las nuevas tecnologías como las aplicaciones móviles.

Las Hojas/Registros de Control de Medicación... sirven, para que el cuidador/a organice el suministro de las distintas medicinas y evitar confusiones, olvidos o errores. Se trata de tablas, apuntes o calendarios, en los que se plasmará el plan de medicación del que hablamos anteriormente. Existen plantillas ya creadas y sino, cada cuidador podrá elaborar el suyo según sus propias circunstancias… algunos cuidadores diseñan o utilizan calendarios tipo en los que ir tachando día a día las diferentes tomas, otros apuntan una lista dividida en las diferentes comidas diarias y los medicamentos en cada una de ellas, otros prefieren anotarlo en las cajas de los medicamentos, otros utilizan el móvil para poner una alarma y el nombre de la medicacióncomo veis, son totalmente libres y pueden ser adaptadas a vuestras necesidades¡¡ Lo importante es que, lo hagáis de una manera o de otra, las tengáis en un lugar visible y no os olvidéis de consultarlas¡¡


Los Pastilleros son dispositivos de organización y de almacenaje de medicamentos. Están divididos en diferentes compartimentos en los que se deposita el número de pastillas que se tienen que tomar en cada momento. Existen pastilleros de uso diario, semanal y mensual.

Indicaciones para su uso:
  • Elegir un momento tranquilo, sin interrupciones, para preparar y colocar la medicación.
  • Tener delante las instrucciones del tratamiento completo.
  • Ir abriendo los compartimentos desde el primer día colocando la medicación según las diferentes comidas. Cada vez que se rellene un compartimento cerrar y pasar al siguiente.
  • Recordar que existe medicación que no puede meterse en el pastillero por lo que será necesario tenerla cerca o anotarlo en otro sitio para no olvidarla.
  • Cambiar la medicación en el pastillero si el médico hace algún variación en el tratamiento.
  • Conservar en condiciones adecuadas.

Aplicaciones móviles… El uso de apps móviles en temas relacionados con la salud, puede contribuir de forma significativa a mejorar la rutina y la vida diaria de los cuidadores y de sus familiares… sirviendo de apoyo y de refuerzo para diferentes tareas como la administración de medicamentos. Existen gran variedad de ellas y su uso es muy sencillo… las hay que van desde una simple alarma en la que introducir datos como la foto del fármaco y la dosis diaria, hasta otras más complejas a modo de calendario o pastillero virtual, en las que se lleva un registro pormenorizado de las tomas a través del código de barras del medicamento...

Os dejo este ENLACE  donde podéis encontrar algunas de ellas… solo tenéis que descargarlas en vuestro Smartphone o Tablet y probar cual se ajusta mejor a vuestras necesidades… 

Hasta aquí la entrada de hoy...

Cuando hablamos de medicación, es importante saber que contamos con un personal sanitario dispuesto a ayudarnos y darnos información… no solo el médico o enfermero de atención primaria sino también nuestro farmacéutico habitual.

Parece un consejo sin importancia pero… cuantas veces habéis acudido a una farmacia a consultar una duda? Os leéis los prospectos hasta el final? Habéis dejado alguna vez de tomar una medicación antes de tiempo porque ya os encontrabais mejor? Habéis tomado medicaciones sin receta médica?

Como siempre digo, no me gusta generalizar pero, en relación a las medicinas, están saliendo últimamente noticias preocupantes sobre los malos hábitos que tenemos, y es importante, sobre todo a la hora de encargarse de los tratamientos de otras personas, que nos acostumbremos,  a no actuar por nuestra cuenta y solicitar ayuda profesional… 

Nos vemos la semana que viene¡

Un saludo¡¡¡

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>