martes, 28 de enero de 2014

Cuidarse Bien...


ERES ALGUIEN MUY IMPORTANTE.....QUIÉRETE Y CUÍDATE


Hola a todos/as¡¡

Después de haber realizado varios post centrándome en aspectos psicológicos y actitudes por parte del cuidador, en esta entrada, haré un pequeño resumen de lo que para mí, son los puntos principales que un cuidador debe tener en cuenta para "estar" y "sentirse" mejor y para poder llevar a cabo su labor de una manera sana y positiva.... es decir, los principales puntos a tener en cuenta en lo que se refiere al autocuidado.
También os hablaré de una serie de recursos de ayuda a los que podréis recurrir y que os ayudarán, a intentar prevenir y/o evitar la tan temida sobrecarga.

El autocuidado tiene que ver con aquellos cuidados que se proporciona la persona para tener una mejor calidad de vida. Suponen, la atención personal (tanto física como psicológica) y la adquisición de hábitos de vida saludables, buscando siempre el propio bienestar corporal y emocional.

A menudo, puede ocurrir, que el cuidador de personas en situación de dependencia, convierta dicha tarea, en el principal objetivo de su existencia... a primera vista, si no decimos nada más, podría ser algo positivo y de sentido común, sino fuera, porque esta actitud, puede llevar a otras menos adecuadas, como desatender su propia vida, salud, y estado físico y psicológico.

Tenemos que tener claro que, "aprender a cuidarnos" y "cuidarnos bien",  es totalmente imprescindible, si no queremos que aparezcan complicaciones tanto físicas como emocionales de las que ya hablamos en entradas anteriores. Está demostrado que, los cuidadores que aceptan esta premisa y adquieren y/o adaptan en sus vidas unas rutinas y hábitos saludables, cuidan más y mejor....

Los cuidados que nos proporcionemos a nosotros mismos, son tan importantes y necesarios como los que ofrecemos a nuestros familiares y nos ayudarán a estar en las mejores condiciones psicológicas y físicas posibles.

Debemos tener en cuenta las siguientes premisas en relación al autocuidado:
  • Si nosotros nos cuidamos, cuidaremos mejor...
  • El autocuidado supone un autoconocimiento previo: como me siento, que necesito, que me pasa...
  • Dedicar tiempo a cuidarnos conlleva aceptar ayuda y utilizar los recursos y servicios disponibles.
  • Somos el principal referente de nuestro familiar.... estar y sentirnos bien también lo ayudará a él/ella.
  • Proyectamos a los demás lo que somos y como es nuestro estado de ánimo.... Qué queremos mostrarle a la persona a la que cuidamos?
  • Estamos cuidando por amor, respeto, cariño... Por qué no nos cuidamos a nosotros/as por las mismas razones?
Cuidar de nosotros mismos nos permitirá:
  • Desarrollar mejores capacidades tanto físicas como psicológicas.
  • Afrontar los problemas que puedan surgir de una manera más positiva y reflexiva.
  • Ser dueños de nuestra vida y mantener el control de lo que sucede a nuestro alrededor.
  • Encontrar la serenidad y la fuerza necesaria para llevar nuestra labor a buen término.
Seguramente, en el camino surjan dudas y pensamientos negativos....sentimientos de culpabilidad y falta de responsabilidad aparecerán para haceros compañía.... os recomiendo la lectura de las entradas "Un mundo lleno de emociones" y "Rompiendo Moldes" para que sepáis como sobrellevarlos o transformarlos.

Como ya os dije antes, a continuación, os haré un pequeño resumen de los hábitos saludables y rutinas que deberéis adquirir si queréis adentraros en el maravilloso mundo del autocuidado¡¡


Dormir Bien... un sueño reparador
 
Dormir es una necesidad vital e ineludible para la salud física y psíquica.
No dormir implica una serie de nefastas consecuencias para los cuidadores: cambios de humor, irritabilidad, mayor probabilidad de despistes y/o accidentes, fatiga, tensión...
Debido a las características de algunas enfermedades que puedan padecer nuestros familiares,  el cuidador puede ser privado del sueño o "forzado" a llevarlo a cabo en horarios diferentes a lo que serían considerados como apropiados. Las continuas preocupaciones a las que se ven sometidos también pueden tener como consecuencia la adquisición de hábitos poco adecuados en relación al sueño.
Será necesario por tanto, adquirir una serie de técnicas y pautas para llevar una correcta higiene del sueño y/o solicitar el apoyo de otras personas para conseguir durante la noche, tener tiempo para dormir y descansar a gusto.  

Alimentación .... Somos lo que comemos

El mundo emocional y el día a día del cuidador, provoca un desgaste energético que es necesario suplir con una buena y adecuada alimentación.
Es adecuado, mantener unos correctos hábitos nutricionales, de horarios, de nº de ingestas... para que no os fallen las fuerzas y podáis desempeñar las tareas que conlleven un mayor esfuerzo físico.
Ácidos grasos omega3, vitaminas, antioxidantes.... deberán estar presentes en vuestra mesa¡¡

Ejercicio Físico......el movimiento es vida¡

Los beneficios del ejercicio físico son muchos... no solo os proporcionarán un estado más apropiado para las tareas que requieran más esfuerzo (movilizaciones, aseo, vestido...) sino que también repercutirán en vuestro estado de ánimo, ayudándoos a combatir la depresión, la tensión, el mal humor...
30 minutos de ejercicio diario es lo recomendado  y os aportará vitalidad y buen humor¡¡
Tablas de ejercicios para hacer en casa, bicicleta estática, salir a hacer recados sin llevar el coche, pasear con amigos.... cualquier forma y excusa será perfecta¡¡

Organización ... el tiempo es oro¡

Una de las razones para no "practicar" el autocuidado y además, uno de los aspectos que más preocupan a los cuidadores en su día a día, es la falta de tiempo.
Una mala organización diaria os puede llevar a estados emocionales negativos de nerviosismo, angustia, ansiedad...
Será de vital importancia, establecer técnicas de administración y planificación efectiva del tiempo para que el cuidador, pueda llevar a cabo sus tareas y además, incluya actividades de cuidado personal.

Descanso... tiempo para ti¡
El esfuerzo y dedicación que a diario conlleva el cuidar de una persona en situación de dependencia hace que sea necesario establecer tiempos de descanso para el cuidador....
Estos descansos , podrán ser por espacios cortos de tiempo y no tienen por qué conllevar el salir de casa o dejar al familiar en manos de otras personas ( salir al balcón a respirar unos minutos, leer un libro, escuchar música...) o bien, podrán suponer un período más largo y, la utilización de recursos externos     (respiro familiar, centros de día, ayuda a domicilio...)

Relajación... momentos de paz¡

Los cuidadores a menudo tienen que enfrentarse a situaciones estresantes y de gran tensión emocional... cualquier técnica que pueda aligerar dichos aspectos, deberá ser introducida en sus rutinas diarias.
Son muchas las ventajas de la relajación y variadas las técnicas a utilizar: relajación básica, relajación completa, visualización, focalización...


Ocio y tiempo libre... la diversión no debe faltar¡
Seguramente muchos de vosotros/as habéis dejado apartadas aficiones o hobbies por falta de tiempo y/o ganas...
Es necesario que encontréis un equilibrio saludable entre las obligaciones que implica el cuidar de vuestro familiar y vuestras propias necesidades e intereses.
Elaborad una lista con todo aquello que os gustaría retomar o empezar a hacer y, siempre que podáis, reservad un hueco en vuestra agenda para llevarlo a cabo... a lo mejor, en alguna ocasión incluso podréis disfrutar de ellas con la persona a la que cuidáis.

Relaciones Sociales y familiares... la soledad no es buen compañero de viaje¡
 
Cuidar de una persona en situación de dependencia puede conllevar el aislamiento y la pérdida de relaciones sociales o familiares.  
Esto solo aumentará vuestra sensación de sobrecarga y estrés y os llevará a concebir el cuidado como un estado de soledad e insatisfacción personal.
En la medida en la que os sea posible deberéis seguir fomentando los contactos con las personas de vuestro entorno.... no es necesario (aunque si adecuado) que tengáis que salir todos los días a tomar un café... vuestros conocidos/familia pueden ir a veros a casa, charlar por teléfono, estar conectados por las redes sociales... en definitiva, sentirnos arropados y/o acompañados será otro objetivo importante a conseguir. 

A continuación os hablaré de una serie de recursos y servicios a los que podéis recurrir para:
  • Facilitar determinadas tareas y conseguir que los cuidados se desenvuelvan en óptimas condiciones.
  • Ofrecer una atención integral a vuestro familiar.
  • Conseguir tiempo de descanso y desconexión.
  • Aliviar la carga y el esfuerzo que supone encargarse de alguien las 24 horas.


 Productos de Apoyo y Adaptaciones en el Hogar
Los productos de apoyo son fabricados especialmente para prevenir, compensar, controlar, mitigar o neutralizar deficiencias, limitaciones en la actividad y restricciones en la participación.
La adaptación del hogar supone modificar los entornos discapacitantes para restablecer o permitir la vida independiente, la privacidad, confianza y dignidad de las personas y sus familias. No es, por tanto, una tarea de realizar obras, dotar de equipamientos o modificar una vivienda, sino de proveer una solución individualizada a los problemas de las personas que experimentan un entorno que las incapacita.

Teleasistencia
Es un servicio de atención telefónica ininterrumpida. Permite a los usuarios/as ante cualquier situación de emergencia y con tan solo apretar un botón, comunicarse con la central, atendida por personal especializado , para dar respuesta a la situación comunicada.
Asegura la intervención inmediata de profesionales en los momentos en los que se pueda presentar alguna dificultad personal, social o médica... os va a proporcionar seguridad y tranquilidad por ejemplo, si tenéis que salir a hacer algún recado, vais a tomar algo con un amigo/a, acudís a alguna actividad...

Servicio de Ayuda a Domicilio
Conjunto de actuaciones llevadas a cabo en el domicilio de las personas en situación de dependencia, con el  fin de atender las necesidades básicas de la vida diaria e incrementar su autonomía, posibilitando la permanencia en su domicilio.
Los servicios serán prestados tanto por la administración pública como por entidades o empresas, y podrán ser los siguientes:
  1. Servicios relacionados con la atención personal en la realización de las actividades de la vida diaria.
  2. Servicios relacionados con la atención de las necesidades domésticas o del hogar: limpieza, lavado, cocina u otros.
Centros de Día/ Noche
Se definen como centros socio-terapéuticos y de apoyo a las familias que, durante el día o la noche, prestan atención terapéutica integral y  plural a las  personas mayores con dependencia o en grave riesgo de padecerla, promoviendo su autonomía personal, la actividad relacional y la permanencia en el entorno habitual.

Asistencia Personal

Un Asistente Personal es aquella persona que ayuda a otra a desarrollar su vida. Es decir, es quien realiza o ayuda a realizar tareas de la vida diaria, laborales y/o educativas a otra persona que, por su situación, bien sea por una discapacidad o por otros motivos, no puede ejecutarlas por sí misma.
La asistencia personal es un servicio de apoyo a la vida independiente y la promoción de la autonomía de las personas con diversidad funcional.
Proporciona el soporte y las soluciones personalizadas necesarias para su emancipación, garantizando así la igualdad de oportunidades y la plena participación social.

Grupos de Apoyo
Son grupos de personas que se encuentran en nuestra misma situación y en los que podemos compartir experiencias, conocer más sobre la enfermedad, aprender como los demás afrontan los problemas, y sobre todo... un espacio de descanso y desconexión en nuestra tarea, además de una forma muy amena de conocer y entablar nuevas relaciones y la excusa perfecta para salir de casa....
Los grupos de ayuda mutua enfatizan la interacción personal y la asunción individual de responsabilidades de sus miembros. Suelen proporcionar ayuda material o emocional y promueven unos valores a través de los que sus miembros pueden reforzar la propia identidad. 

Respiro Familiar
Destinado a colaborar con las familias cuidadoras de personas en situación de dependencia, a las que se presta apoyo mediante un servicio residencial de duración variable, por motivo de descanso, enfermedad u hospitalización de la persona cuidadora, emergencias y otras circunstancias análogas.
Opción a tener en cuenta si necesitáis un descanso más prolongado en el tiempo o si os surge cualquier improvisto y no contáis con más apoyos.

Asociacionismo
Pertenecer a una asociación de personas que sufren alguna enfermedad o de cuidadores, es una forma excelente de proporcionaros a vosotros mismos y a vuestros familiares un plus en los cuidados.... en ellas, estableceréis relaciones con otras personas en vuestra situación, aprenderéis más sobre las enfermedades y sus tratamientos, podréis acudir o llevar a vuestro familiar a terapias, participaréis en las actividades de ocio que desarrollen... en definitiva, razones más que suficientes y que os ayudarán en vuestro objetivo de cuidar/os.

Redes Sociales e Internet
Internet os puede servir de ayuda y como fuente de información y conocimiento.... a través de las redes sociales, blogs, comunidades... podréis interactuar con profesionales, personas con vuestras mismas inquietudes, entidades de apoyo... todo un mundo por conocer y explorar¡ y la excusa perfecta para desconectar, establecer nuevas relaciones y.... apuntaros al curso de informática que estabais deseando hacer desde hace tiempo¡¡


Como podéis ver, estas son solo pequeñas pinceladas sobre los diferentes aspectos que conlleva el autocuidado.... en próximas entradas, desarrollé algunos de ellos de manera más completa, con consejos prácticos, rutinas, y mucha más información.


Que paséis una buena semana¡¡ 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>