martes, 10 de diciembre de 2013

¿Qué me está Pasando?



"Hoy es hoy, el pasado es pasado y toca mirar hacia el futuro ahora"
"Debemos usar el tiempo sabiamente, y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien"
"Aprendí que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El hombre valiente no es aquel que no siente miedo, sino el que conquista ese miedo"                                                
Nelson Mandela 

Cuidar implica amar, atender, acompañar, luchar, agradecer, compartir, sonreír... llegan a nosotros sentimientos positivos que nos acompañarán durante el camino: alegría, paz, generosidad, superación, valentía, fortaleza, satisfacción, cariño, amor, crecimiento personal....

Pero, como pudimos ver en otros post, cuidar también pude traer consigo sentimientos y pensamientos negativos ( Leer "Un mundo lleno de emociones") , que condicionarán nuestra forma de actuar  ( Leer "Rompiendo moldes") y pueden llegar a provocar problemas de salud para el cuidador....no solo físicos, sino también psicológicos.

La aparición de estos problemas también vendrá condicionada por otros factores externos como :
  • La propia enfermedad del familiar: síntomas, empeoramientos, cuidados...
  • Los cambios que se pueden producir en las relaciones familiares: falta de apoyos, conflictos, nuevos roles...
  • Variación de la situación económica y laboral: adaptación a nuevos horarios, abandono del trabajo, compaginar ambas tareas...
  • Nueva organización de la vida social y el tiempo libre: pérdida de amistades, menos tiempo de ocio...

Los problemas de salud de los que hablamos pueden ser :

Físicos : (Consultad con vuestro médico de cabecera para que valore el tratamiento a seguir)
  1. Fatiga y cansancio generalizado.
  2. Insomnio y/o alteraciones del sueño.
  3. Dolores musculares y cefaleas.
  4. Molestias gastrointestinales.
  5. Alteraciones del apetito.
  6. Riesgo en otras áreas de la salud: corazón, nervios, articulaciones...
Psicológicos:
  1. Ansiedad.
  2. Estrés.
  3. Depresión.
  4. Síndrome del cuidador quemado
¿Qué me está pasando? es la pregunta esencial que deberemos hacernos si en algún momento reconocemos alguno de estos síntomas.... detectarlos, ponerse en manos de un profesional y afrontarlos a tiempo será de vital importancia para que, no deriven en algo más grave, que no solo nos afecte a nosotros, sino también a nuestra capacidad para seguir cuidando de nuestro familiar.

En esta entrada me centraré en la ansiedad, el estrés y la depresión (del síndrome del cuidador haré un post próximamente) y os indicaré algunos consejos para poder enfrentaros a ellos de la manera más correcta posible.... por supuesto recordaros, que estas son solamente unas pautas generales que todos deberíamos aplicar en nuestra vida y que creo que os pueden ayudar....pero no olvidéis que existen profesionales expertos en la materia que podrán tratar vuestro caso particular de manera específica. Pedid ayuda si lo necesitáis¡¡¡¡¡

ANSIEDAD

Es un conjunto de respuestas cognitivas, fisiológicas y motoras que como personas, damos en respuesta de una situación determinada.

La ansiedad en sí no es mala, está relacionada con situaciones de peligro o momentos de preocupación....y nos ayuda a estar en alerta y a relacionarnos con el medio ante determinadas circunstancias delicadas.

El problema surge cuando este estado de ansiedad se prolonga de manera considerable en el tiempo, aparece ante situaciones en las que no existen peligros reales o cuando nos provoca una sobrecarga excesiva.

Síntomas:

Físicos: Tienen relación con las sensaciones que presenta nuestro cuerpo...dolores musculares, tensión, dolor de cabeza, fatiga, molestias digestivas, sudor, temblores, palpitaciones, sequedad de boca, mareos, sensación de asfixia, sensación de falta de aire y/o ahogo, acaloramientos o escalofríos, entumecimiento de alguna parte del cuerpo...
Emocionales o cognitivos: Ideas, pensamientos o emociones que surgen.....miedos infundados, preocupación excesiva, alteración, inquietud, irritabilidad, autocrítica...
Motores o conductuales: Respuestas y acciones que llevamos a cabo y que creemos, en muchas ocasiones de manera equivocada, que pueden calmarnos o finalizar con la situación que nos genera la ansiedad.... fumar en exceso, comernos la uñas, deambular sin sentido, dar muchas vueltas en cama, hablar atropelladamente,...

Qué hacer:

  • Es muy importante que, para poder enfrentarnos a la ansiedad, detectemos primero que situaciones nos la generan y que síntomas aparecen cuando nos sentimos ansiosos.
  • Si la ansiedad viene provocada por algo relativo a la enfermedad de nuestro familiar...nuevos síntomas, cambios en su conducta, empeoramiento... debemos ser conscientes de que a lo mejor, no tenemos la información suficiente o necesitamos ayuda para seguir llevando a cabo los cuidados. Hablar con los profesionales médicos o con otros familiares de enfermos nos podrá ayudar a reducir la ansiedad que nos provoca los desconocido o lo novedoso.
  • Es necesario intentar no adelantar acontecimientos, ni positivos ni negativos...dejar que las cosas sucedan a su ritmo disminuirá nuestro nivel de ansiedad.
  • Ante determinadas circunstancias o acontecimientos es mejor alejarse de la situación por unos momentos, coger aire, respirar hondo y volver a empezar de nuevo... en ocasiones la propia ansiedad actúa como paralizante y nubla nuestra mente... es posible, que tareas o situaciones que antes controlábamos y llevábamos a cabo sin problema ahora nos parezcan imposibles... detente un momento y observa todo desde otro ángulo¡¡¡¡ a que se ve todo distinto?
  • Técnicas de control de respiración, relajación, distracción y control de pensamientos serán buenas compañeras de viaje¡¡¡¡¡ os aconsejo que, si tenéis oportunidad, consultéis algún libro sobre el tema o acudáis a algún taller...
  • Como de todo se tiene que aprender, una vez se pase el momento de ansiedad, sería interesante que nos paráramos a analizarlo detenidamente: qué lo ha provocado?, qué pensamientos y sensaciones he experimentado?, qué he hecho para solucionarlo?, lo que he hecho ¿me ha funcionado?, cómo debería haber actuado?.... si es necesario, escribidlo en un papel y repetíroslo muchas veces a lo largo del día... la próxima vez que os encontréis en la misma situación os servirá de ayuda .

ESTRÉS

Es la respuesta natural y automática que da nuestro cuerpo ante situaciones que nos resultan amenazantes, complejas, intimidantes, novedosas o que requieren un esfuerzo adicional.

Como pasa con la ansiedad, el estrés es algo necesario en nuestras vidas...nos mantiene activos y en constante movimiento para poder adaptarnos a los múltiples cambios que se dan en nuestra realidad.

El estrés pasará a ser un problema cuando se mantenga de manera excesiva en el tiempo y paralice o afecte a nuestro rendimiento personal, social, académico, profesional...

Síntomas:

Físicos: contractura muscular, dolores de cabeza, de espalda, problemas de sueños, malestar estomacal, fatiga, palpitaciones, temblores, boca seca, caída del cabello...
Cognitivos o emocionales: susceptibilidad, irritabilidad, rabia, nerviosismo, cambios de humor, autocrítica, miedo al fracaso, obsesión con el futuro, angustia, olvidos, descuidos...
Motores o conductuales: tartamudez y/o dificultades en el habla, impulsividad, risa y llanto descontrolados, tics nerviosos, aumento del consumo de tabaco y/o alcohol, alteraciones del apetito, tendencia a tener accidentes, comportamientos compulsivos...

Qué hacer:
  • Como pasaba con la ansiedad, a menudo, tendemos a creer que el estrés es culpa o consecuencia de agentes externos, que la causa de nuestro malestar la provocan otros : " Esa persona me estresa" "Solo pensar en todo lo que tengo que hacer me entra una ansiedad..." No nos damos cuenta de que, en realidad, no son más que el resultado de la interacción entre el entorno y la manera que nosotros tenemos de enfrentarnos a él. Es decir, si yo tengo la idea preconcebida de que alguna situación me va a provocar estrés, ya estoy condicionando mi comportamiento y las sensaciones que van a surgir... Si por ejemplo un día tengo que realizar muchas tareas, en vez de agobiarme y empezar a pensar en que no me va a dar tiempo, no voy a ser capaz etc. cambiemos nuestros pensamientos por otros como "Voy a hacer lo que pueda y lo que falte lo dejo para otro día" "Voy a hacerlo lo mejor que sepa y sino pediré ayuda".... intentad borrar la ideas limitantes y sustituidlas por otras de acción positiva y veréis como disminuye el estrés.
  • Por supuesto el análisis de la situación es muy importante... debemos determinar en qué circunstancias o que acontecimientos nos provocan más estrés.... y tener claro que hay cosas que se escapan de nuestro control y que no podemos cambiar...simplemente hay que adaptarse y no dejarse llevar por sentimientos de ira, rabia, miedo... para todas las demás, debemos vernos desde fuera, ver cómo hemos actuado y si no lo hemos hecho de manera positiva y la ansiedad y el estrés continúan, cambiar pautas de comportamiento para que la próxima vez no vuelva a suceder.
  • Mantener expectativas realistas y saber decir que no son otros de los consejos que os puedo dar... a veces no podemos llegar a todo y tenemos que delegar o bien organizarnos de manera que el día no se convierta en una carrera de velocidad y tengamos algo de tiempo para descansar.
  • El ejercicio físico, la relajación, la meditación, expresar sentimientos, descansar...nos ayudarán a disminuir el grado de estrés acumulado.
  • También ayuda el visualizar la situación estresante...imaginártela antes de que ocurra y observar cómo te gustaría que se desarrollara... así, cuando la tengas delante, recordarás que pautas debes seguir para que sea como tu deseas...

DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.
La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente, y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria.  (Organización Mundial de la Salud).

En el caso de los cuidadores de personas en situación de dependencia puede venir derivada por el mantenimiento en el tiempo de conductas, sentimientos, pensamientos e ideas negativas ( miedo, ira, rabia, ansiedad, estrés, tristeza...) junto con otras circunstancias externas que la aceleran o empeoran.

Síntomas:

Físicos: cansancio, pérdida de energía, dolores crónicos, agotamiento, fatiga, alteraciones del sueño, del apetito...
Emocionales o Cognitivos: Irritabilidad, tristeza, falta de concentración, pérdida de memoria, desesperanza, pesimismo, inquietud, fragilidad, baja autoestima, falta de motivación, ansiedad por el futuro,...
Motores o conductuales: aislamiento social y familiar, pérdida de interés por actividades cotidianas y/o de ocio, pensamientos de muerte o suicidio, sentimientos de estar en un callejón sin salida, sensación de vacío vital, aumento del consumo del alcohol o tabaco, dificultad para llevar a cabo actividades y/o tareas, abandono de nuestro propio cuidador, valoración negativa de todo lo que hacemos, ...

Qué hacer:
  • En este caso el consejo principal que os puedo dar es acudir a un especialista...el valorará vuestro caso y decidirá el tratamiento más adecuado: terapia cognitiva, tratamiento farmacológico o ambas.
  • Si habéis llegado hasta este punto, es necesario que tengáis claro que queréis un cambio, que lo sintáis de verdad y que os lo repitáis constantemente... pensad que lo vais a conseguir y visualizad vuestra vida sin este problema....ese será vuestro objetivo¡¡¡
  • Tenemos que seguir punto por punto las pautas que nos aconseje el especialista... ellos lo ven desde otro punto de vista y a veces, hasta nos pueden llegar a ofender las cosas que nos dicen, porque estamos metidos en un círculo vicioso y nos cuesta ceder y reconocer que estamos equivocados... pero intentadlo....no solo por vuestro bien, sino también por la persona a la que cuidáis que es la que "sufre" lo mejor, pero también lo peor de vosotros.
  • La positividad siempre viene bien en nuestro día a día: sonreíd al levantaros cada mañana, dad gracias por lo que tenéis antes de dormiros, repetiros ideas positivas durante el día, llenad la casa de mensajes positivos, pensad en cosas que os hagan felices en momentos de bajón..... Luchad contra la negatividad¡¡¡¡¡
  • La inactividad alimenta la depresión: sé que cuesta, pero intentad por los menos una vez al día hacer algo que tengáis abandonado...salir a caminar, leer un libro, ver una serie o película, tomar un café con alguien y charlar, maquillarse, ir de compras... todo lo que haga que salgáis de la rutina os dará fuerzas para seguir....
  • Analizad todo lo que os pasa y lo que sentís como si fuera a otra persona a la que le ocurre... a menudo, si vemos reflejados nuestros problemas en otros, los apreciamos como menos graves...
  • Guardad como mínimo media hora al día para vosotros... para descansar, reflexionar, relajarse, visualizar, meditar....
  • Hacer ejercicio físico varias veces por semana ayuda a soltar malas energías, tensiones, estrés, ansiedad....si es posible acompañada, que sea momento de desconexión total en el que esté prohibido hablar de cosas negativas.

Como podéis ver, una actitud positiva y de superación personal es la clave para superar estos problemas psicológicos que pueden aparecer en nuestra labor como cuidadores...
Sé que cada uno de vosotros tenéis vuestra propia realidad, diferentes problemas, distintos sentimientos... y que a lo mejor, pensáis que esto no os va a servir o valer de ayuda, pero os animo a que por lo menos cojáis uno de estos consejos y los llevéis a cabo.... lo que os espera será mucho mejor de lo que imagináis¡¡¡¡


Que paséis una buena semana¡¡¡¡ 

4 comentarios :

  1. Un artículo genial!! ENHORABUENA!! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras...un saludo

    ResponderEliminar
  3. Eva, no sabes lo mucho que me gusta este rincón: cálido, organizado, claro, didáctico, accesible, esperanzador, formador,.... Voy a mostrarselo a los familiares del curso que hemos empezado para cuidadores no profesionales. Curso que pretende ser el inicio de un rincón de apoyo.
    Gracias, desde mi Levante feliz

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo Reme, muchíiisimas gracias por esas palabras tan bonitas....has definido perfectamente lo que me gustaría conseguir con este blog... aprovecha muy bien el curso que seguro que será muy enriquecedor... Un abrazo¡¡¡

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
rel='shortcut icon' type='image/x-icon'/>